Jueves, 22 Junio 2017

Jorge Medina Rendón - Director

Uniminuto Barranquilla con la presencia de su rector general el Padre Harold Castilla realizará este viernes 23 de junio a las 10 am la apertura de un nuevo punto de su Consultorio Social.

Estará ubicado en la calle 46 Nº 13 A Sur 12 sector Los Girasoles; ciudadela 20 de Julio, en donde se atenderán de forma gratuita temas jurídicos, familiares y psicológicos para personas de estratos 1, 2 y 3.

La apertura del Consultorio Social Uniminuto brinda servicios de proyección social a las comunidades en el marco de los programas académicos ofrecidos del Centro Regional Barranquilla como Psicología, Administración en Salud Ocupacional, Licenciatura en Pedagogía Infantil, entre otros.

En el evento inaugural se presentará un escenario habilitado como espacio de convergencia, encuentro e interacción de profesores, estudiantes y comunidades como práctica innovadora e influyente para el desarrollo humano, social y comunitario de las zonas de influencia.

CARACAS (Reuters) - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, cambió el miércoles a su canciller y a varios ministros para que sean candidatos a la Asamblea Nacional Constituyente, una controversial propuesta que defiende como la única vía para restablecer la paz en el país.

Delcy Rodríguez, quien como canciller ha confrontado varios intentos internacionales para reprender al Gobierno como responsable de la crisis política y económica, será sustituida por Samuel Moncada, un historiador quien viene de ejercer el viceministerio de Relaciones Exteriores para América del Norte.

Maduro elogió la labor de la canciller y dijo que "verdaderamente merece el reconocimiento de todo el país porque ha defendido como una tigra la soberanía, la paz y la independencia de Venezuela".

Durante un consejo de ministros transmitido en cadena de radio y televisión, también cambió a los ministros del Trabajo y de la Presidencia de la República.

El mandatario socialista, cuyo Gobierno ha estado bajo presión por fuertes protestas opositoras desde hace dos meses y medio en medio de las cuales han muerto 74 personas, convocó a la Asamblea Constituyente para reescribir la carta magna, en un intento por calmar las calles.

Su propuesta ha sido repudiada por la oposición y la Fiscal General como inconstitucional. Sus adversarios dijeron que no participarán en un proceso que consideran un "fraude".

La oposición se declaró en protesta "permanente" y el miércoles en la noche volvió a las calles de Caracas con una marcha hasta la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en homenaje a un joven de 17 años que murió esta semana por un disparo de un efectivo policial que reprimía una manifestación.

Con velas, la bandera tricolor de Venezuela y pancartas en las que se leía "No más dictadura" y "Maduro asesino", cientos de personas se unieron al repudio contra las fuerzas de seguridad, que han reprimido casi todas las manifestaciones con gases lacrimógenos, balas de goma y camiones lanza agua. 

Maduro sostiene que la oposición busca crear el caos para desbancarlo; mientras que sus adversarios exigen que se celebren elecciones anticipadas, se liberen a los políticos encarcelados y se apruebe un corredor humanitario ante la escasez de alimentos y medicinas.

El Gobierno del país petrolero ha estado bajo presión internacional. El último intento por condenarlo fue en la Asamblea General de la OEA celebrada en Cancún esta semana, pero no se logró el consenso necesario para aprobar una resolución.

Maduro invitó el miércoles nuevamente a la oposición a dialogar para buscar una salida a la crisis. Intentos anteriores de sentarse cara a cara han fracasado.

"Si el presidente Donald Trump lograra visualizar con un halo de luz, por allá, la verdad de Venezuela, yo inclusive podría dialogar con él algún día (...) Con todos estamos dispuestos a hablar", afirmó Maduro, quien ha criticado las políticas de Estados Unidos hacia Latinoamérica. Por Deisy Buitrago

(Reporte de Deisy Buitrago; Editado por Silene Ramírez)

Por solicitud de la Fiscalía Seccional Atlántico, un juzgado con funciones de control de garantías impuso medida de aseguramiento contra Víctor Carlos Metiño Pereira, capturado como posible responsable del homicidio del defensor de derechos humanos Bernardo Cuero Bravo, cometido el pasado 7 de junio en su vivienda ubicada en Malambo (Atlántico).

Durante la audiencia, Metiño Pereira, imputado por homicidio agravado y porte ilegal de armas de fuego, negó los cargos, situación tras la cual fue impuesta la correspondiente medida de aseguramiento intramuros, en este caso en la Penitenciaría El Bosque de Barranquilla.

La detención de esta persona fue realizada el pasado viernes por un grupo interinstitucional conformado por la Fiscalía y la Policía, durante un operativo llevado a cabo en el barrio El Carmen, en jurisdicción de Malambo.

AFP. En un pueblo de Camboya, al menos 13 mujeres se han convertido en madres de alquiler en los últimos meses, pero la reciente prohibición de esta práctica pone en peligro una fuente de ingresos importante para muchas familias pobres.

En el sureste de Asia, la gestación subrogada fue durante años una especialidad de Tailandia, hasta que los militares en el poder decidieron prohibirla a los extranjeros.

La consecuencia es que Camboya ha tomado el relevo, pero la prohibición de esta práctica en noviembre pasado ha creado una ola de pánico.

"El año pasado un agente vino a nuestra casa para proponer a mi hija 10.000 dólares para ser madre de alquiler", recuerda Chhum Long, una mujer de 60 años que recibe a la AFP en el pueblo de Puth Sar, en la provincia de Takeo (sur de Camboya).

"Somos muy pobres, por lo que enseguida aceptó", recuerda mientras pela un mango verde en su modesta cocina.

El pueblo, rodeado de campos de arroz y de palmeras, está a sólo una hora de la capital de Phnom Penh, la capital de Camboya. Pero aquí las calles son de tierra, las casas de madera y chapa y la mayoría de habitantes no tienen electricidad.

"Finalmente nuestra vida no ha cambiado tanto como esperábamos. Pensábamos comprar una nueva casa pero seguimos sin tener una casa de verdad y seguimos siendo pobres", asegura.

El jefe del pueblo, Ouk Savouen, está de acuerdo. "Sus condiciones de vida no han cambiado. No se gastaron el dinero poco a poco y de manera inteligente", lamenta.

Según él, en el pueblo hay cuatro mujeres embarazadas, contratadas después de que prohibieran la maternidad subrogada en el país.

El negocio de las madres de alquiler se ha desarrollado muy rápidamente en Camboya, donde el precio para las familias es muy bajo, comparado con el de Estados Unidos, por ejemplo.

Además, la falta de regulación facilita que las clínicas acepten tanto a parejas heterosexuales como homosexuales.

Pero en noviembre de 2016, el gobierno prohibió esta práctica para evitar "el tráfico de mujeres y niños".

- Parejas angustiadas -

Según Chou Bun Eng, que dirige un comité del ministerio del Interior contra el tráfico de seres humanos, la nueva ley era indispensable para evitar que "Camboya se convirtiera en una fábrica de bebés".

"Camboya es pobre, pero no queremos reducir la pobreza comerciando con la gestación", asegura.

La semana pasada empezó un juicio contra una enfermera australiana, acusada de haber dirigido una clínica especializada en la maternidad subrogada.

La prohibición sin previo aviso desató una ola de pánico, tantos en las mujeres como en los futuros padres.

"Hay parejas que están muy angustiadas, no saben lo que pasará" explica Josh Lam, responsable de New genetics Global, una plataforma mundial dedicada a la gestación subrogada.

"Ahora los que quieren sacar a los bebés del país necesitarán meses, porque es obligatorio pasar ante un tribunal", explica por su parte el australiano Sam Everingham, fundador de Families Through Surrogacy, una asociación especializada.

A pesar de las dificultades, las mujeres camboyanas con las que habló la AFP y que ya fueron madres de alquiler están dispuestas a volver a serlo.

Romduol ?el nombre ha sido modificado? gana 200 dólares al mes trabajando en una fábrica textil, pero como madre de alquiler ganó 10.000 dólares, una cifra que puede llegar hasta 50.000 en los casos de algunas parejas extranjeras.

"Lo hice porque tenía muchas deudas que no podía pagar con mi salario de obrera", explica esta madre soltera con tres hijos.

No es la única en querer volver a hacerlo, como Champei ?nombre modificado? que explica que pudo comprarse un terreno gracias a lo que ganó gestando un bebé para una pareja de holandeses.

"Quiere ser de nuevo madre de alquiler para construir una casa en el terreno", explica.

Página 1 de 126