Domingo, 29 Noviembre 2020

 Jorge Medina Rendón - Director

 

"Bibliotecas públicas, más necesarias que nunca"

Jorge Carrión (Tarragona, 1976) es doctor en humanidades de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. Imparte cursos de periodismo desde hace más de 15 años, además de compartir su opinión en medios como The New York Times. Ha publicado cinco libros de no ficción, escribe guion de cómic y es curador de exposiciones.

Escritor polifacético y crítico cultural, Jorge Carrión echa de menos “lo clásico”, así lo expresa en textos como Contra Amazon, ensayo que defiende la supervivencia de las librerías. Pero esto no aparta su interés sobre “lo viral” y las reflexiones que puedan hacerse sobre la cultura contemporánea y la viralidad digital. 

Entre el coronavirus y la nueva normalidad digital, Jorge Carrión nos acompaña a analizar el futuro de las bibliotecas públicas, sus retos y oportunidades y responde algunas preguntas que dan luz de lo que será su charla en la Semana de la Cultura Digital de BibloRed, programada para el 27 de octubre a las 4:00 p.m. 

¿Cuál es el papel de las bibliotecas públicas en el siglo XXI?
Son más necesarias que nunca, como centros de archivo y de información, como lugares de encuentro, como refugios, como espacios de conexión digital y de formación, como plataformas para iniciar en la lectura.

En la actualidad, teniendo en cuenta los cambios sociales, económicos, políticos, etc. que ha generado la pandemia, ¿cuáles considera que son los retos que enfrentan las bibliotecas públicas?
Tienen un gran reto ante ellas: volver a seducir a sus públicos, que se han acostumbrado en general a consumir la cultura en casa y que pueden desconfiar de los espacios cerrados.

¿Y cuáles serían las oportunidades?
Expandir su dimensión digital. Como ha hecho, por ejemplo, la Biblioteca Pública de Nueva York con los libros convertidos en stories de Instagram.

¿Es optimista respecto al futuro de las bibliotecas públicas?
Intento serlo. Pero se van a enfrentar a muchas dificultades, entre ellas los recortes de presupuesto que llegarán con la crisis económica.

Con la saturación de contenidos digitales disponibles en la web, ¿qué considera que puede ofrecer de diferencial la biblioteca pública?
Prescripción sobre todo. En el sentido más amplio del término. Orientación, guía, consejo, mentoría, con un componente, también, de terapia o apoyo emocional. Son tiempos difíciles.

¿Cómo la innovación y la cultura digital inciden en la transformación social, especialmente en un mundo “pandémico”?
Se han vuelto fundamentales. Como intento explicar en mi último libro, Lo viral, la biología ha acelerado la digitalización del mundo. Urge más que nunca no dejar a nadie afuera de la conexión tecnológica.

No podemos dejar pasar este momento para preguntar sobre escritura y oralidad, ¿qué tal ve esa convivencia?
Más viva que nunca, gracias al auge del audio, del sonido, del podcast.

Finalmente, qué nos podría adelantar de su participación en la jornada “Narrar, crear e investigar en escenarios digitales”, que hace parte de la Semana de la Cultura Digital de BibloRed.

Intentaré situar las bibliotecas en el contexto sociológico, conceptual, tecnológico y filosófico de nuestra época. Y su relación, en particular, con los nuevos objetos culturales.