Jueves, 20 Junio 2019

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Con novedosa tecnología, canalizan arroyo Grande en San José de Saco

$10.734 millones se invierten en la canalización de 650 metros lineales de un gran arroyo donde convergen dos grandes afluentes que generaban zozobra entre los habitantes del corregimiento.

Juan de Acosta, 10 de junio de 2019. Con un novedoso sistema de construcción que utiliza una tecnología de geotextiles y mallas biaxiales, la Gobernación del Atlántico avanza en la canalización del arroyo Grande en el corregimiento San José de Saco, del municipio de Juan de Acosta. 

“Son 650 metros lineales de canalización de un gran arroyo donde convergen dos poderosos afluentes - arroyos Piojó y Totumito-, el cual, en años anteriores, había ocasionado daños materiales en decenas de viviendas del corregimiento al desbordarse en época invernal. Con esto controlamos los cauces y damos la tranquilidad a los habitantes”, explicó el subsecretario para la Gestión del Riesgo de Desastre de la Gobernación del Atlántico, Edinson Palma Jiménez. 

El gobernador Eduardo Verano visitó las obras y destacó la forma cómo avanza el proyecto, donde se utiliza una tecnología especial que disminuye los costos y permite que las aguas sean conducidas sobre una superficie flexible y adaptable al terreno. 

“Estamos invirtiendo más de $10.500 millones en una canalización muy útil e importante, ya que con este sistema estamos dándole una protección especial a los habitantes de San José de Saco. Hace dos años las aguas del arroyo Grande se desbordaron en la época invernal y causaron graves daños a 45 viviendas del corregimiento”, explicó el gobernador Eduardo Verano. 

Carlos Lascano, ingeniero residente de la obra, resaltó que la tecnología de construcción es de última generación, un sistema combinado de gaviones tradicionales con recubrimiento y capas de geotextil que facilita el correr de las aguas. 

“En el fondo del canal usamos mallas biaxiales geosintéticas, con recubrimiento de piedras para crear una superficie flexible que se ajusta a las necesidades del terreno. En los muros utilizamos un reforzamiento especial con gaviones y capas con geotextiles sintéticos tejidos, para soportar la inclemencia del cauce del arroyo”, dijo. 

La intervención incluye tanto la canalización del arroyo grande como de sus afluentes, estando ya avanzada la cimentación del fondo de la canalización con piedras y mallas de parte de los arroyos Piojó, Totumito y Grande. 

“Con esta obra vamos a darle a nuestros habitantes la seguridad y confianza que sus vidas y bienes estarán resguardados de la creciente de estos peligrosos arroyos, así se acabará el temor y se mejorará su calidad de vida”, manifestó el alcalde de Juan de Acosta, Iván Vargas. 

Durante las obras, se trabaja un componente socio-ambiental que incluye la atención y divulgación a 400 personas de la comunidad sobre el impacto y cuidado paisajístico y ambiental de los trabajos que se están ejecutando. 

“El arroyo Grande se venía fuerte cuando llovía porque lo forman varios arroyos más pequeños que se juntan y causan estragos, pero ahora estamos más tranquilos y seguros con la canalización, nos sentimos en una civilización distinta, ya que antes vivíamos como en una zona negra”, anotó Rodolfo Castro, habitante de San José de Saco.