Sábado, 16 Diciembre 2017

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Homenaje

Carlos Toledo, un guerrero de la paz

 Por Carlos Francisco Toledo Flórez* 

En una mañana del 10 de agosto de 1984, en el barrio Provenza de la ciudad de Bucaramanga sobre las 7:30 a.m. mientras me dirigía a la escuela anexa a la normal, varios impactos de arma de fuego tipo dum dum irrumpieron en la humanidad de mi padre Carlos Toledo Plata, quién fallecido poco después de ser llevado por mi madre y vecinos del sector a la clínica Bucaramanga sin que los galenos pudieran hacer algo por salvarle la vida; ya que las balas cumplieron su principal objetivo, acabar con la vida de Toledo Plata, el médico del pueblo. 

Al hablar de CARLOS TOLEDO PLATA en Santander y Colombia debemos remitirnos al médico ortopedista especializado en la universidad de buenos aires, un zapatoca y humanista por excelencia, un ser humano que cumplió a cabalidad el juramento hipocrático y que hizo de la medicina una herramienta para generar lazos de igualdad y generar sentimientos de aprecio entre la gente, que vieron los innumerables beneficios de este ser humano sin esperar nada a cambio, ser humano que perdió la vida en el marco de un proceso de indulto y negociaciones de paz con el M-19 y el gobierno nacional del presidente Belisario Betancourt en 1984.

Hoy 33 años después de su partida, su huella imborrable y marcada en millares de personas que formulo, atendió y curó sin recibir ningún beneficio económico, antes por el contrario de su propio pecunio ayudaba a los menos favorecidos a completar para sus medicamentos y tratamientos médicos; también su huella enmarcada en los destechados y por eso construyó un barrio al sur del Bucaramanga que inicialmente se iba a llamar Casas para la paz y que posterior a la muerte de mi padre lo bautizaron con su nombre, Barrio CARLOS TOLEDO PLATA.

Hoy en el marco de la implementación de un proceso de paz con las Farc-ep y el gobierno nacional y vislumbrando el inicio de la terminación de un conflicto armado de más de medio siglo vemos que el legado de mi padre está aún vigente y doy gracias porque su lucha y ayuda social se ve reflejado en una incipiente sociedad que caminamos por senderos de paz y reconciliación nacional.

Que mejor homenaje a este gran hombre que su ejemplo y acciones altruistas siguen vigentes en Santander y en Colombia con el paso del tiempo.

CARLOS TOLEDO HIJO

Carlos Francisco Toledo Flórez hijo