Lunes, 18 Junio 2018

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Avances

Restauración y turismo en el milagro portugués

Por M. J. Arias*

Lejos queda ese pico de la tasa de desempleo en Portugal que en 2013 superaba el 17% de la población. Los datos son cada vez mejores para el país vecino que, en noviembre, y según el dato de paro adelantado, situaría su tasa de desempleo en un 8,2%. La cifra más baja desde 2004. Pero, ¿cómo lo han conseguido? 

Portugal se ha convertido para muchos en un espejo en el que mirarse y en un ejemplo a seguir en el aspecto económico. La recuperación es un hecho contante y sonante que mes tras mes arroja resultados positivos. El último dato de paro del Instituto Nacional de Estadística cifra en 8,4% el paro en octubre y en el 8,2%, en la previsión de noviembre.

Y estos no son los únicos datos positivos para la economía portuguesa, ya que recientemente el primer ministro anunciaba que el déficit anual no superará el 1,2%, la deuda del país descenderá del 131% del PIB al 126% y un PIB que no cesa de crecer.

La gran pregunta es, ¿cómo lo han hecho? Algunas de las medidas que se tomaron fueron encaminadas, como en España, a favorecer, teóricamente, la creación de empleo. Se abarató el despido, se redujeron las negociaciones colectivas y durante tres años (de 2011 a 2014) el salario mínimo estuvo congelado en 485 euros mensuales. Actualmente es de 580 euros y es uno de los que más ha subido en la UE durante la crisis.

Todas estas medidas han ido en beneficio de la creación de empleo. En intentar favorecer y promover la contratación. De la misma manera que subir el salario mínimo cuando se ha podido sirve para alentar el consumo. Durante del Gobierno del socialista António Costa, que llegó al poder a finales de 2015, se han creado alrededor de 231,3 mil puestos de trabajo. En noviembre la lista de parados portugueses solo contemplaba 424.000 nombres.

El sector que ha tirado del empleo, según señalan en El País, es el de la restauración, ligado directamente al del turismo. Portugal se ha convertido en uno de los destinos turísticos predilectos por clima, cercanía, oferta turística y cultural y precios. 

Los datos son los que son y el hecho de ser el segundo país que más ha reducido su tasa de desempleo este año, del 10,5% al 8,2%, solo por detrás de Grecia, hace que su política económica sea tenida en cuenta.

Pero lo cierto es que de casi todo hay una segunda lectura y tras esos datos positivos se encuentra una realidad que es la de la calidad de los empleos que se generan y los sueldos que se cobran. Algo de lo que se habla una y otra vez cada vez que en España el Gobierno saca pecho con la creación de empleo. Sí, más puestos de trabajo y menos parados, pero ¿en qué condiciones?

Según un estudio del Observatorio de Crisis y Alternativas del Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coimbra citado por El Mundo, el 63,3% de los contratos realizados en Portugal desde 2013 son a tiempo parcial, temporales o de obra. Solo uno de cada tres son fijos. Además, la media salarial rondaba los 646 euros mensuales brutos. Aunque el coste de la vida sea menor en el país vecino que aquí, resulta complicado llegar a fin de mes con esa cantidad.

Un dato importante a tener en cuenta es que según este estudio el turismo es el sector con los trabajos peor pagados, con una media de 547 euros al mes. Teniendo en cuenta que de los 140.000 puestos creados en 2017, 55.700 estaban relacionados con el turismo, el panorama no resulta tan positivo como el que se ve con la reducción de la cifra del paro.

Los más perjudicados en este sentido son los jóvenes, ya que pese a las mejoras en las cifras, Portugal es el tercer país de la Unión Europea con el dato más alto de paro entre los jóvenes. Solo España e Italia le superan. Un 25,6% en octubre y un 24,3% en el dato adelantado de noviembre.

*Yahoo Finanza

Foto: El sector de la restauración, ligado al turismo, es parte importante del motor de la recuperación. (Foto: REUTERS/Rafael Marchante)