Miércoles, 26 Septiembre 2018

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Reflexiones

Elecciones Colombia, Diatribas de un Nobel

Por: Luis Eduardo Rendón Vásquez* 

Hubiera querido seguir escribiendo sobre el tema: ¿Que espera la Ciénaga Humana de Petro Presidente? pero la verdad fue que cambié de opinión a raíz de un artículo que escribió como columnista invitado el Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa en la revista digital La Gran Noticia y que tituló: “Colombia a punto: pronostico para las elecciones presidenciales”.

He leído algunas de las obras de este insigne e ilustre escritor nacido en Arequipa-Perú- y que ha sido galardonado además del Nobel por otros premios como el Cervantes, el Rómulo Gallegos, el Príncipe de Asturias, recibiendo el tratamiento protocolar de ilustrísimo señor por parte de Juan Carlos I de España el título de Marqués de Vargas Llosa.

Conozco algo de su prolífica labor de escritor y novelas como Pantaleón y las visitadoras o La Fiesta del Chivo así como la mayor parte de sus obras responden a una percepción muy particular del escritor sobre los conflictos, hechos o circunstancias histórica inherentes al devenir de la sociedad peruana. 

Se sabe que este hombre de letras en los albores de su juventud incursionó en las ideas del comunismo y en la madurez de su formación política militó en el liberalismo hasta llegar a ser candidato presidencial por una coalición política de centroderecha Frente Democrático, perdiendo las elecciones ante su opositor Alberto Fujimori.

Como político ha generado diversas controversias por sus posiciones ideológicas incoherentes apoyando en el Perú candidato a la presidencia que como jefe de estado se ha visto involucrado en escándalos de corrupción, tal es el caso de Pedro Pablo Kuczynski.

Ahora llega a Colombia en un momento crucial de la política cuando el 27 de mayo en las urnas se va a decidir si continuamos bajo el dictamen de una clase política anacrónica que ha sumido al país en largos periodos de atraso secular o por el contrario vamos a darle un giro a esta nación para que se enrute de una vez por todas por la senda de una verdadera democracia dejando atrás las secuelas de la desigualdad, y los estragos que ha generado la violencia en sus diferentes manifestaciones.

Y su pluma se levanta para descalificar al candidato de la Colombia Humana Gustavo Petro con diatribas injuriosas tildándolo de extremista y populista, mientras catapulta al candidato de la elite de la clase emergente colombiana y vocero de los organismos financieros internacionales, Iván Duque como el futuro presidente de Colombia. 

Tengo la inmensa sospecha que el Nobel Vargas Llosa no se ha tomado el trabajo de examinar con cuidado las propuestas que Gustavo Petro ha estado socializando ante las multitudes que lo acompañan en las plazas públicas y que refrendan y respaldan en forma masiva las tesis programáticas del candidato de la Colombia Humana. Más bien se suma al coro de los que han estado orquestando toda una campaña de desinformación con el propósito de crear confusión, miedo y temor a los que en verdad quieren apoyar a quien a denunciado con valor y gallardía a los corruptos que pertenecen al cartel de la contratación y a la asociación más poderosa para delinquir de empresarios, políticos y funcionarios públicos.

Si Gabriel García Márquez estuviera entre nosotros en cuerpo y alma, su magistral y mágica pluma caribeña la pondría al servicio de esta gran gesta de libertad y emancipación y estaría al lado de estas inmensas olas de multitudes que se levantan por todos los puntos cardinales del territorio colombiano solo con el propósito de decirle al mundo que Colombia no aguanta más otros cien años de injusticia, desigualdad, miedo, desesperanza y terror.

Con la magia del caribe y el verde esperanza de una Colombia más Humana cantaremos victoria este 27 de mayo eligiendo a Gustavo Petro como Presidente de una nación que necesita vivir en una nueva era de paz, amor y reconciliación.

*Economista Ambientalista