Miércoles, 26 Septiembre 2018

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Debate

La JEP, lista para el papelón

Por: Thania Vega de Plazas*

No hay la menor duda de que el mayor afán de la Justicia Especial para la Paz (JEP), es empezar a llamar a los terroristas de las FARC con el único objetivo de cumplir con lo que se aprobó en la ley estatuaria de ese aparato de presunta justicia, todo para que los narcoguerrilleros puedan asumir su curul de congresistas este 20 de julio.

Según expresaron desde la JEP, empezará a llamar a los guerrilleros de las FARC, pero claro, primero a los que recibirán credencial de Senadores y Representantes a la Cámara, para posesionarse en el Congreso de la República.

El llamado será para 32 guerrilleros del secretariado y del estado mayor de la de las FARC, para que presuntamente respondan por secuestros y secuestrados hoy desaparecidos, en una diligencia que llamó “de inicio de la etapa de reconocimiento de verdad, de responsabilidad y determinación de los hechos y conductas a los ex integrantes del Secretariado de las FARC-EP”

En otras palabras, estos terroristas con presentarse y contar su “verdad” que claramente no será la verdad, porque donde lo hagan simplemente pierden los benéficos de la JEP y pasan a la justicia ordinaria pues a su cuesta hay graves delitos como violación de niños.

Los que deberán comparecer ante la JEP para cumplir con el requisito de presentarse ante la “Justicia” antes de llegar al Congreso son: Iván Márquez, Pablo Catatumbo y Carlos Antonio Lozada; que irían al senado; y Jesús Santrich, Olmedo Ruiz, Marco Calarcá y Byron Yepes que pasarían a la Cámara de Representantes.

Según información oficial, la Fiscalía tiene en su poder 312 sentencias por secuestro en contra de las FARC Y 68 de esos fallos comprometen directamente a miembros del secretariado y del estado mayor.

La audiencia será el viernes 13 de julio donde a las FARC se les presentará un informe sobre su actividad criminal, que fue elaborado por el Centro de Memoria Histórica, donde debo decirlo, la afinidad con la izquierda comunista es el común denominador.

Me llama la atención que para estas diligencias aún no anuncien la participación de la Corporación Rosa Blanca, donde hay decenas de niñas y mujeres que fueron violadas y luego obligadas a abortar por estos jefes de las FARC que ahora serán congresistas gracias al presidente Santos y su enfermo afán por ser Nobel de Paz.

Recuerdo claramente que hace un par de años una mujer valerosa, salió a denunciar al que será Representante a la Cámara Byron Yepes, pues éste sujeto la envió a un hospital donde le hicieron abortar a su bebé.

Narró esta exguerrillera que durante dos días le suministraron drogas para matar al niño, y como no se moría, otra mujer, "la nana" le rompió la fuente para ahogarlo. "Pero ni así se murió, nació al otro día. Y ellos lo sacaron... y le dejaron desangrar”

Este señores lectores es el talante de muchos de estos narciguerrilleros que hoy se sueñan sentados en el Congreso de la República, reformando la Constitución y dictando leyes en cambio de estar en una cárcel pagando de manera efectiva por cada crimen que cometieron.

Nuevamente debo anotar como lo hice en alguna otra columna, no se trata de la paz sino de la justicia que debe existir para que podamos hablar de paz, término que prostituyeron para beneficiar a las FARC.

*Exsenadora Centro Democrático