Lunes, 10 Diciembre 2018

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Espejismo

La idea que llevó a una empresa a la bancarrota

Por Ivette Leyva* 

Los inversionistas y ejecutivos del grupo turco Buot Sarot creían tener una mina de oro entre manos. El proyecto en las pintorescas montañas de la provincia Bolu, en el norte de Turquía, incluiría 732 villas al estilo castillo francés, con piscinas, baños turcos, centros de salud y belleza, un centro comercial y una mezquita, según su sitio web.

Sus ricos clientes -en Qatar, Bahrein, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita- pidieron específicamente diseños para sus hogares similares a un castillo, según la arquitecta consultora del proyecto, Naci Yoruk. Sin embargo, sólo se vendieron 350 de las villas del complejo llamado Burj Al Babas, a un precio de entre 370.000 y 530.000 dólares.

Cuando el grupo terminó de construir 587 villas tenía una deuda de 27 millones de dólares, en parte debido a clientes que nunca abonaron su pago. 

“No pudimos recuperar los alrededor de 7,5 millones de dólares que nos deben por las villas que hemos vendido a los países del Golfo”, declaró a la prensa el presidente del Grupo Sarot, Mehmet Emin Yerdelen. “Solicitamos la protección por bancarrota, pero el tribunal resolvió decretar la bancarrota. Apelaremos el fallo”.

La orden judicial implica la paralización del proyecto, lo cual sería un duro golpe para el grupo constructor turco, todavía esperanzado con sus opulentos castillos para ricos.

“El proyecto está valorado en 200 millones de dólares”, explicó Yerdelen. “Solo necesitamos vender 100 villas para pagar nuestra deuda. Creo que podemos superar esta crisis en cuatro o cinco meses e inaugurar parcialmente el proyecto en 2019″.

Para ellos primero tienen que convencer al juez.

*Finanzas Yahoo Noticias

Foto: Sarot Group/Burj Al Babas/Facebook via Bloomberg.