Martes, 19 Noviembre 2019

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Academia

Momentos de verdad en UniAtlántico: Invitación a un diálogo serio y profundo

Por Jairo Contreras Capella, PhD*

En la Universidad del Atlántico es hora de consolidar cambios positivos. Es hora de avanzar en la construcción de valores compartidos en la comunidad universitaria.

Se impone un diálogo amplio, serio, sincero y profundo entre los estamentos universitarios. Considero prudente escucharnos. La Universidad del Atlántico es una Institución con múltiples problemas heredados y no resueltos. Ha sido la institución universitaria del caribe colombiano, más maltratada en el contexto nacional.

En la coyuntura actual, la Universidad del Atlántico requiere un clima de convivencia, tolerancia y recuperación de la autoestima institucional. Ésto se logra calmando los ánimos y brindando solución a los problemas acumulados y no resueltos. Además, requiere reflexión, paciencia y mucha, pero mucha sabiduría individual, colectiva e institucional para superar las profundas heridas, la desconfianza y la incredulidad al interior de la comunidad universitaria. Hay que afinar, escenarios que faciliten diálogo constructivo entre los estamentos universitarios, dónde existan garantías, especialmente para sectores que han sido marginados tradicionalmente, como es el caso de los académicos, científicos y estudiantes quienes, son excluidos del diseño de políticas en la comunidad universitaria.

La coyuntura política, requiere poner pies en el siglo XXI y visionar el futuro. Hoy, llega a la rectoría de la Universidad del Atlántico un Académico destacado, conocedor del sistema de Educación Superior, quien ha percibido y vivido la ingobernabilidad recurrente de la Universidad del Atlántico. Personalmente tengo grandes expectativas, confianza y fe, en la labor que pueda desarrollar el Dr. Restrepo.

Se impone el Principio de buena fe, como debe ser en una comunidad de Valores, respetuosa del mandato constitucional, el cual señala que nadie puede ser condenado sin antes haber sido oído y vencido en juicio ante autoridad competente y con el lleno de las formalidades legales. Escuchemos al Sr. Rector, invito a la comunidad a rodear y apoyarle, para que el objetivo institucional para el cual fue nombrado, se cumpla, se ajuste o sea corregido, según lo determine el nivel de diálogo interestamental.

Es un momento para escucharnos, para pensar en la institución y los intereses sagrados de la academia. Con calma, con fe, con sabiduría. Es momento de reconocernos y valorarnos por lo que somos: una entidad acreditada institucionalmente. Contrario a lo anterior, equivale repetir errores del pasado: discusiones interminables, estériles diálogo de sordos, donde todos perdemos. Propiciemos mediante el diálogo, un cambio en el talante institucional. De lo contrario, estaríamos repitiendo la película de lo que han sido las crisis recurrentes en los últimos cuarenta años, pero con diferentes actores. ¿Qué hacer?

Promovamos, impulsemos, apoyemos el Diálogo y más Diálogo, sin cansarnos, ni repudiar el diálogo interestamental, serio, profundo, sincero. Hagámoslo ya. En las mesas de trabajo, en los cursos, en los semilleros y grupos de investigación, en las redes. Activemos el potencial de diálogo y transformación que tiene la comunidad académica de la Universidad del Atlántico, no solo al interior de ella, sino también con aquellos factores externos que contribuyen al equilibrio de su gobernabilidad institucional. Es tarea y responsabilidad nuestra. Es tarea de todos. Nadie lo hará por nosotros. Como con la Paz en Colombia, prefiero ser optimista.

Son muchas las tareas y diversos los caminos por donde iniciar el proceso de transformación institucional. Es y seguirá siendo una labor titánica, pero estamos en el tiempo perfecto, en el momento oportuno y en el lugar acertado. La Universidad del Atlántico ha de adelantar el fortalecimiento de sus funciones misionales. Son grandes los retos existentes para modernizar las funciones esenciales de docencia, investigación, proyección social e internacionalización. Justamente he presentado, en coautoría con colegas, en un evento internacional tres trabajos que gustosamente estaré compartiendo y que reflejan en gran medida los retos de la Universidad del Atlántico en el siglo XXI.
____________
* Post Doctor en Procesos Sintagmáticos de la Ciencia y la investigación; Post Doctor en Gerencia Pública y Gobierno; Post Doctor en Derechos Humanos; Doctor en Educación. Magister en Administración de Empresas (MBA); Especialista en Administración Pública (ESAP); Especialista en Tributación; Especialista en Estudios Pedagógicos; Abogado; Economista; Contador Público; Docente de pregrado, maestría y doctorado. Líder Grupo de investigación INVIUS, categoría A Colciencias (2018) Par Académico del Ministerio de Educación Nacional (MEN). Tel (+57) 300-808-7481 - Correos Electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.; Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.