Domingo, 20 Mayo 2018

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Director alemán Wim Wenders hace un close-up al papa Francisco

CANNES, Francia (AP) Cuando Wim Wenders conoció al papa Francisco antes de filmar el documental "Pope Francis: A Man of his Word", el sumo pontífice lo saludó calurosamente antes de advertirle que no es muy aficionado a las películas.

 "Dijo: He escuchado mucho sobre usted pero debe saber que no sé mucho del cine y que no he visto una sola de sus películas. De hecho no conozco casi ninguna película”, dijo Wenders.

Después, una vez que el filme estaba casi completado, el director alemán preguntó si el papa Francisco quería verla. Le respondieron que a pesar de que el pontífice estuvo satisfecho con la experiencia, no vería el resultado final: “no es lo mío”.

A pesar de esto, con "A Man of His Word" (“El Papa Francisco: Un hombre de palabra”), Francisco se convirtió en el primer papa en participar una película de ese tipo.

La cinta se estrenó el domingo en el Festival de Cine de Cannes. De manera paralela, el papa atiende desde El Vaticano un escándalo por abuso sexual clerical que estalló en Chile recientemente. En días pasados se reunió con víctimas y esta semana hará lo propio con los obispos involucrados, por lo que tampoco habría podido asistir a la presentación del filme.

En Estados Unidos, Focus Features estrenará el viernes este retrato sin precedentes del papa en la gran pantalla, lo que colocará a la figura religiosa más reconocida del mundo en los cines al mismo tiempo que se estrenará "Deadpool 2" y "Show Dogs".

Wenders, de 72 años, ha sido galardonado con el Oscar y entre sus películas destacan "Las alas del deseo", ''Paris, Texas" y "Buena Vista Social Club". Según dijo, El Vaticano le dio "carta blanca" para realizar el filme y la decisión final de la edición. Como parte del proceso realizó cuatro largas entrevistas a lo largo de cuatro años y tuvo un gran acceso al acervo de video vaticano.

La película fue filmada con una técnica de cámaras denominada "Interrotron", de Errol Morris, que permite al entrevistado hablar directamente a la cámara. De este modo, se buscar crear una audiencia íntima con el papa Francisco mientras aborda los retos que enfrenta el mundo ahora.

Asimismo, hay imágenes del papa Francisco asistiendo a diferentes actividades: desde una sesión conjunta del Congreso estadounidense a una prisión en Filadelfia; de un hospital infantil en África a un campo de inmigrantes griego.

El líder espiritual también habla de la fe en el mundo moderno, de la pobreza, la contaminación, la igualdad de género, los escándalos sexuales de la iglesia, el sufrimiento de los inmigrantes y la desigualdad económica.

Francisco llegó a la primera entrevista, dijo Wenders, sin acompañantes y sin celular.

“Mi primera pregunta: ¿Cómo es que para mucha gente en la actualidad Dios ya no es una realidad?”, dijo Wenders en una entrevista en Cannes.

Wenders deja al público ver el mundo a través de los ojos del papa, a quien califica como “un hombre que vive lo que predica”.

"No te das cuenta que cuando viaja también va a prisiones, hospitales, está viendo campamentos, barrios, miseria. Va a todos esos lugares donde duele estar”, dijo Wenders. "Y nadie más en el planeta hace eso. No sé de otra persona que ve a cabezas de Estado y también a prisioneros. No conozco a esa persona”.

El proyecto surgió por idea de monseñor Dario Vigano, quien hasta antes de su renuncia al puesto este año por un escándalo por falsificar una carta del retirado papa Benedicto XVI, era el jefe de comunicación del Vaticano. Vigano es un renombrado cinéfilo quien, a diferencia de Francisco, estaba muy familiarizado con las películas de Wenders y había conocido al director en el Festival de Cine de Venecia.

En 2013, Vigano se acercó a Wenders con la idea de hacer una película y le dejó al director crear el concepto. Dejó el claro desde el comienzo que quería instigar lo siguiente, dijo Wenders: “Dijo, ‘nadie pensará que puedes hacer una película con el papa, pero quiero sembrar la idea’”.

El papa Francisco, de 81 años, nacido en Argentina, es el primer papa del continente americano y en sus cinco años de papado ha sido una figura popular a nivel mundial por su humildad e impulso transformador en la iglesia. Sin embargo, también ha generado inquietud en los sectores más conservadores de El Vaticano y Wenders estaba consciente de la posibilidad de que convertir al papa Francisco en un astro de películas podría ser cuestionable para algunos.

“Hicimos la película a escondidas desde el comienzo”, dijo Wenders. “No queríamos que fuera de conocimiento público, pero también para no llamar mucho la atención dentro de la iglesia. El interés principal era que estuviera fuera de los reflectores antes de que estuviéramos seguros de que la teníamos lista”.

Wenders, quien fue criado como católico y se convirtió en protestante, se identifica como un cristiano y creyente que asiste a diferentes tipos de iglesias y admira a teólogos de varias fes. “Ellos sabían que no se habían puesto en contacto con un católico”, dijo.

___

Jake Coyle está en Twitter como: http://twitter.com/jakecoyleAP