Jueves, 22 Junio 2017

Jorge Medina Rendón - Director

La temporada de huracanes inicio desde este jueves 1 de junio y se extenderá hasta el próximo 30 de noviembre. Se pronostica un total de once tormentas tropicales, que podrían alcanzar la categoría de huracanes.

La Alcaldía de Santa Marta, a través del Consejo Distrital para la Gestión del Riesgo de Desastres, entregó recomendaciones para evitar emergencias en la nueva temporada de huracanes que inició este jueves 1 de junio y se extenderá hasta el 30 de noviembre de este año.

Este consejo es presidido por el alcalde Rafael Martínez, quien establece, de común acuerdo con los organismos de socorro, las medidas necesarias para prevenir emergencias o atender situaciones que suelen registrarse durante la temporada de huracanes.

Gracias a ese trabajo, liderado por el burgomaestre y operativizado por los organismos como: el Cuerpo de Bomberos, la Cruz Roja, la Defensa Civil, la Policía, el Ejército y el propio gobierno distrital, fue posible hacer frente a la emergencia presentada en la ciudad por la incidencia que tuvo en ella el fenómeno natural que se registró un día antes de las votaciones del Plebiscito el año anterior, en octubre.

De acuerdo con lo manifestado por Jaime Avendaño, coordinador del Consejo Distrital para la Gestión del Riesgo de Desastre en Santa Marta, en total son más de once tormentas tropicales las que se pueden registrar en el período indicado, fenómenos que podrían tomar mucha fuerza y convertirse en huracanes, ocasionando situaciones de riesgos en toda el área del Caribe.

“Esta temporada de huracanes, afectaría a la ciudad en tres temas puntuales como lo son: el incremento de lluvias, el fuerte oleaje y el aumento en los vientos. Estas situaciones, afectarían la navegabilidad, generarían riesgo de desbordamiento de ríos y provocarían la caída de árboles”, dijo Avendaño.

Los fuertes vientos son conocidos como vendavales los cuales se caracterizan por la mayor intensidad de los mismos en intervalos de corta duración, con valores superiores a 46 kilómetros por hora. Tales brisas pueden causar daños a: edificaciones, especialmente a cubiertas, tejas y ventanas; caída de árboles y de objetos.

Entre las recomendaciones entregadas por el coordinador de esta dependencia se encuentran:

1. Identifica si en la zona en la que vives han ocurrido vendavales en el pasado.
2. Asegura: cubiertas, tejas, ventanas, avisos publicitarios y demás objetos que pueda arrastrar el viento. (No usar piedras, ladrillos, etc.).
3. Cambiar las tejas deterioradas o en mal estado.
4. Proteger sus ojos y demás partes del cuerpo de partículas u objetos en suspensión que puedan generarle alguna lesión.
5. Alejarse de: muros, paredes, vallas publicitarias, árboles o de las ramas que puedan desprenderse y caer.
6. Asegurar todo elemento susceptible de caída (materas, vidrios, ventanas, etc.)
7. En obras civiles asegurar: equipos, grúas, andamios, etc.
8. Evitar exponerse directamente al viento.
9. Cierre y asegure puertas y ventanas, especialmente las exteriores.
10. Abra una de las ventanas o puertas de su casa, del lado opuesto al que sopla el viento, para equilibrar presiones.
11. Guarde todos los objetos que puedan ser llevados por el viento tales como: toldos, muebles, entre otros.
12. No se proteja del viento en zonas próximas a: muros, tapias o árboles.
13. No salga de su casa o refugio durante un vendaval, por el peligro de desprendimiento de cornisas u otros materiales.
14. Evite viajar por carretera, porque estará en peligro de ser alcanzado por objetos desprendidos arrastrados por el viento o encontrará vías inundadas.

Al mismo tiempo, el funcionario recomendó: Identificar sitios seguros para refugio: alejarse de elementos que puedan caer o de: árboles, cables y postes de energía. En caso de daños, avisar a las autoridades competentes; revisar y asegurar las estructuras y elementos de las viviendas que pudieron quedar sueltos y retirar escombros de los cauces de agua y alcantarillados.

Ante la alerta de posibles huracanes, la Unidad Distrital para la Gestión del Riesgo, se mantiene en alerta permanente e invita a la comunidad a que informe cualquier situación de riesgos que pueda poner en peligro a los samarios.

La Fiscalía Especializada adscrita al Gaula Atlántico desarticuló la banda Los Rastrojos – Quimera Bolívar, durante nueve allanamientos realizados en Barranquilla, Sabanalarga, Manatí y Malambo, donde se logró capturar a diez personas al igual que decomisarles armas de fuego y equipos de telefonía celular.

Con el fin de motivar a los productores agropecuarios, pequeños emprendedores magdalenenses y operadores locales de programas sociales del Estado, la Gobernación de Rosa Cotes realizó una alianza con diferentes entidades para facilitar a los productores el acceso directo a los mercados institucionales.

Página 1 de 93