Miércoles, 26 Septiembre 2018

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Duque ve necesaria la verificación internacional en las elecciones colombianas

Bogotá, 15 may (EFE) El candidato presidencial del partido uribista Centro Democrático, Iván Duque, aseguró el martes que la jornada electoral del próximo del próximo 27 de mayo necesita verificación internacional de la "mejor calidad".

"Aquí se necesita verificación internacional de la mejor calidad posible. Aquí necesitamos que el proceso electoral se surta con toda la transparencia y todas las garantías", dijo Duque, quien lidera todas las encuestas de intención de voto.

El candidato uribista, al igual que los demás aspirantes a suceder al presidente Juan Manuel Santos en la Casa de Nariño, se multiplican en estos días para atender reuniones son sus simpatizantes y posibles aliados en busca de los votos que les aseguren cuando menos su paso a la segunda vuelta, que será el 17 de junio.

Duque se mostró partidario de que los observadores internacionales "estén no solamente en la capacidad de supervisar muy bien lo que acontece en la jornada electoral en las calles, sino que también puedan hacer una auditoría rigurosa a todo el procesamiento de datos".

De otro lado, Duque reiteró que el líder de la FARC Jesús Santrich, trasladado a una casa del episcopado por los quebrantos de salud derivados de la huelga de hambre, debe estar en una cárcel común y que se debe agilizar su extradición a Estados Unidos, donde es requerido por delitos de narcotráfico.

El líder de la FARC comenzó la huelga de hambre el pasado 9 de abril, el mismo día de su detención, como protesta al considerar que su detención es ilegal y que hace parte de un "montaje" en su contra.

"Santrich es un mafioso. Fue capturado como mafiosos exportando cocaína. El tiene que estar en este momento es en un centro de reclusión convencional y tiene que ser extraditado", insistió Duque.

Al referirse a las declaraciones del número dos de la FARC, Iván Márquez, quien aseguró que la muerte de Santrich sería la muerte del acuerdo de paz que se firmó en 2016, Duque las rechazó por considerarlas un chantaje.

"Es que Santrich fue el que decidió entrar en una huelga de hambre. Ahora resulta que los criminales van a seguir chantajeando al Estado, no señor, Santrich es un mafioso y tiene que ser extraditado".