Martes, 19 Noviembre 2019

 Jorge Medina Rendón - Director

 

El Magdalena tiene una perspectiva financiera estable: gobierno de Rosa Cotes

La entidad territorial obtuvo certificación de cumplimiento de la Ley 617 de 2000 expedida por la Contraloría General de la República, con un indicador del 48,99%, en gastos de funcionamiento, teniendo en cuenta que el límite se encuentra establecido en el 60% sobre los Ingresos Corrientes de Libre Destinación (ICLD).

El departamento del Magdalena, cumpliendo el Acuerdo de Pasivos implementado a través de la Ley 550/99, es actualmente sostenible fiscalmente y presenta una perspectiva financiera estable. Así se evidencia en los informes del Comité de Vigilancia del Acuerdo, los informes de Viabilidad Fiscal del Ministerio de Hacienda y en la calificación de riesgo crediticio otorgada por la calificadora de riesgos Fitch Ratings.

 Hoy, la entidad territorial ha logrado reducir su deuda en un 92%, “es decir 203.000 millones de pesos quedando solo pendientes de pago, pasivos por valor aproximado de 17.000 millones de pesos, de los cuales más de 13 mil millones, corresponden a deuda pensional con la liquidada Cajanal, que se encuentran en proceso de depuración”, afirmó Gonzalo Gutiérrez, secretario de Hacienda Departamental. 

Cabe aclarar que, este proceso viene dándose desde el año 1998, en el gobierno de Juan Carlos Vives Menotti, cuando el Departamento se encontraba en crisis financiera, debiendo algo más de 17 meses de salarios a sus empleados y cerca de 13 meses a los pensionados. Se inició el ajuste y saneamiento fiscal del Departamento a través del PRET (Plan de Reforma Económica Territorial), que luego continuó su implementación a través de la Lay 550/99. 

Con respecto a la calificación de riesgo crediticio, según la firma Fitch Ratings, el Departamento del Magdalena mejoró la calificación de riesgo de largo plazo pasando, en julio de 2019, de “BBB (Col)” a “AA-(Col)”. 

Por otra parte, es importante destacar que el Gobierno Departamental viene observando con rigurosidad las normas de disciplina fiscal, lo que le permitió la certificación de cumplimiento de la Ley 617 de 2000 sobre el comportamiento observado en los gastos de funcionamiento expedida por la Contraloría General de la República. 

El órgano de control certificó que el departamento del Magdalena quedó con un indicador de Ley 617 del 48,99%, teniendo en cuenta que el límite para los gastos de funcionamiento se encuentra establecido en el 60% de los Ingresos Corrientes de Libre Destinación (ICLD). Adicionalmente, el Departamento se encuentra en instancia autónoma de endeudamiento, es decir en Semáforo Verde, a la luz de la Ley 358 de 1997. 

Otro de los aspectos a resaltar es que durante este gobierno, los equipos de Hacienda Departamental y Distrital iniciaron un trabajo para determinar el monto de las obligaciones por concepto de predial y se logró el saneamiento de las mismas en casi un 90%, habiendo pagado al Distrito aproximadamente $9.000 millones y realizando una depuración sobre más de 2.000 predios.