Jueves, 18 Abril 2019

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Papa Francisco pide una Iglesia más humilde

Por Philip Pullella. CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) Decenas de miles de personas agitaron palmas y ramas de olivo en la Plaza de San Pedro el domingo, en una conmemoración masiva en la que el Papa Francisco inició la Semana Santa con un llamado a la Iglesia a ser humilde.

El Domingo de Ramos es la festividad con que los cristianos celebran el día en que la Biblia dice que Jesús entró a Jerusalén y fue alabado como mesías, para ser crucificado días después.

Después de una larga procesión en la Plaza de San Pedro, acompañado por decenas de obispos y cardenales, y seguida por lecturas del evangelio, Francisco dijo en su homilía que era importante resistir a la tentación del triunfalismo y ser humildes.

"Alegres aclamaciones a la entrada de Jesús a Jerusalén seguidas de su humillación. Llantos de emoción, seguidos de brutales torturas. Este misterio de dualidades acompaña nuestra entrada a la Semana Santa cada año", dijo.

La Iglesia misma tuvo que resistir el triunfalismo y la mundanalidad espiritual, agregó, llamándolos "la tentación más traicionera que amenaza a la institución.

Al final de dos horas de servicio religioso, Francisco pidió a la multitud rezar por la paz, particularmente en Tierra Santa y en todo Oriente Medio.

El Domingo de Ramos marca el inicio de la semana más importante para el catolicismo que termina con el Domingo de Resurrección, el momento más relevante del calendario litúrgico cristiano.

El Jueves Santo, Francisco viajará a ciudad de Velletri, en el sur de Roma, para lavar y besar los pies de 12 reclusos en una prisión y conmemorar así el gesto de humildad de Jesús hacia sus apóstoles la noche antes de morir, de acuerdo a la tradición católica.

(Reporte de Philip Pullella; Editado en español por Gabriela Donoso)

REUTERS/Remo Casilli

BENDICIÓN DE LAS PALMAS

CIUDAD DEL VATICANO (AP) — El papa Francisco advirtió a los católicos, incluidas las autoridades de la Iglesia, en contra de juzgar demasiado y de ser presuntuosos, en su homilía de una misa por el Domingo de Ramos. Decenas de miles de peregrinos, turistas y romanos llenaban la Plaza de San Pedro para la ceremonia al aire libre.

La celebración da inicio a la Semana Santa, que incluye procesiones del Via Crucis en todo el mundo en las que los creyentes conmemoran la Pasión, o el sufrimiento, de Jesús en el Viernes Santo y su muerte por crucifixión.

papa en domingo de ramas

Los servicios del Domingo de Ramos recuerdan las exclamaciones y gestos de triunfo de la multitud que recibieron a Jesús en Jerusalén, según la tradición cristiana. Pero poco después, de acuerdo con el Nuevo Testamento, el ánimo de la gente cambió y Jesús fue detenido y recibió burlas antes de ser flagelado y ejecutado.

“Celebraciones festivas y tortura brutal: el silencio de Jesús durante su pasión es profundamente impresionante”, dijo Francisco en su homilía.

El papa advirtió en contra de la tentación del “triunfalismo” que según dijo se alimenta “mirando a otros por encima del hombro y juzgándolos inferiores, faltos, fallidos”.

Francisco añadió que “una forma sutil de triunfalismo es el cosmopolitismo espiritual, que representa el mayor peligro, la mayor tentación que amenaza la Iglesia”. Recomendó humildad como forma de combatir esas tentaciones.

En sus últimas décadas, la Iglesia católica se ha visto sacudida por revelaciones de pedofilia y otros abusos sexuales por parte del clero, y a menudo esfuerzos sistemáticos de su jerarquía para cubrir esos sucesos. Los escándalos han afectado incluso a obispos y cardenales, y golpeado la confianza de incontables fieles de a pie.

El papa bendijo con agua bendita las ramas de palma y olivo que sostenía los asistentes a la misa del domingo. Desde los escalones al pie del obelisco en el centro de la plaza, observó mientras los prelados formaban un círculo a su alrededor mientras sostenían palmas trenzadas.

Tras las bendiciones, el papa, ataviado con ropas rojas y una palma trenzada, se unió a la procesión hasta un altar al aire libre para celebrar la misa.

El pontífice también invitó a la gente a rezar por la paz, en especial en Tierra Santa y Oriente Medio.

Para el final de la misa, el sol dio paso a una suave lluvia y la multitud alcanzaba las 50.000 personas, según fuentes de seguridad. Francisco, tras quitarse los ropajes rojos, recorrió la plaza en su papamóvil para saludar a la gente.

La Semana Santa culmina con la alegre celebración del Domingo de Pascua, en la que los cristianos celebran su creencia de que Jesús se levantó de entre los muertos.

Frances D’Emilio está en Twitter como www.twitter.com/fdemilio .

LA EUTANASIA

Ciudad del Vaticano, 13 abr (EFE).- El papa Francisco instó hoy a la sociedad a que responda con "gestos concretos de solidaridad y amor generoso" ante lo que la Iglesia considera "amenazas a la vida", como el aborto y la eutanasia.

papa pensador

"Frente a las amenazas a la vida, de las que desgraciadamente tenemos que ser testigos casi a diario, como en el caso del aborto y la eutanasia, la sociedad necesita estos gestos concretos de solidaridad y amor generoso", dijo el pontífice en su discurso a los voluntarios de la Asociación Italiana de Donantes de Órganos (AIDO), reunidos en el Vaticano.

La Iglesia católica considera que "la muerte provocada" no es nunca la solución a los problemas y Francisco ha reiterado en varias ocasiones que el "único dueño de la vida es Dios".

En su discurso de hoy, Francisco valoró el acto de donar órganos "para salvar otras vidas humanas, para preservar, recuperar y mejorar la salud de muchas personas enfermas que no tienen otra alternativa".

"La donación de órganos no es solo un acto de responsabilidad social, sino también una expresión de la fraternidad universal que une a todos los hombres y mujeres", agregó.

Recordó que el catecismo de la Iglesia católica enseña que la donación de órganos después de la muerte "es un acto noble y meritorio que debe ser fomentado como una manifestación de solidaridad generosa".