Sábado, 27 Mayo 2017

El Portal de La Integración Regional

Jorge Medina Rendón - Director

One Young World la cumbre de jóvenes más importante del mundo, que reúne a líderes entre 18 y 30 años de 196 países, llega a Bogotá.

Bogotá, mayo 25 de 2017 – El evento más importante de jóvenes en el mundo, One Young World 2017, que reunirá a 1.300 jóvenes de 196 países y líderes mundiales se realizará en Bogotá del 4 al 7 de octubre, gracias a la postulación que realizó el Bureau de Convenciones con el apoyo de la Cámara de Comercio de Bogotá.

París, Belgrado y La Haya, compitieron con Bogotá, pero gracias a la gestión que se viene realizando como parte de la estrategia de mercadeo de ciudad para atraer eventos de talla mundial, la capital colombiana congregará a estos jóvenes que buscan analizar e impulsar cambios globales en temas como paz y seguridad, medio ambiente, educación, liderazgo y gobierno, y disminución de pobreza.

Se espera la participación de Kofi Annan, exsecretario general de la ONU; Mary Robinson, expresidente de Irlanda; y Muhammad Yunus, Premio Nobel de Paz.

En el lanzamiento que se llevó a cabo este jueves, estuvieron presentes más de 150 jóvenes en la Cámara de Comercio de Bogotá, quienes portaron la bandera de la cumbre. En el evento participaron Miguel Uribe, Secretario de Gobierno de la Alcaldía de Bogotá; Kate Robertson, cofundadora de One Young World, la junta asesora de OYW encabezada por Mónica de Greiff, Presidente Ejecutiva de la Cámara de Comercio de Bogotá.

La cumbre busca seguir con el posicionamiento de Bogotá como un epicentro de grandes eventos de talla mundial. Al respecto, el Secretario de Gobierno, Miguel Uribe, destacó que: "One Young World es una oportunidad para visibilizar la transformación de Bogotá, la ciudad que se está construyendo y lo que va a ser en un futuro. Será además, el escenario para promover y potenciar nuevos liderazgos de nuestra ciudad".

One Young World busca construir un legado profundo que sirva de camino para que la sociedad se comprometa con un futuro mejor. Kate Robertson, cofundadora de OYW, destacó el contexto en el que llega la cumbre a Bogotá: “Los jóvenes hoy creen en una forma diferente de hacer las cosas. Están más preocupados por el medio ambiente, la educación y el bienestar de la sociedad, y por buscar soluciones alternativas para estas problemáticas. En el caso de Colombia, se suma la esperanza de construir la paz, que lleva a los jóvenes a buscar ideas innovadoras para reconciliar a la sociedad. La coyuntura actual de Colombia ha empoderado a los jóvenes, quienes hoy se sienten inspirados a actuar por el cambio”.

25 empresas de primer nivel están comprometidas con el evento. La Alcaldía Mayor de Bogotá, ANDI, Avianca, Bureau de Convenciones de Bogotá, Cámara de Comercio de Bogotá, CESA, Colombia Joven de la Presidencia de la República, Casa Editorial El Tiempo, FTI Consulting, Grupo Mesoamérica, Grupo Valorem, Havas, Procolombia, Secretaría de Juventud de Medellín, Telefónica y Unilever, están realizando acciones para apoyar la cumbre, y algunas de ellas, incluso, están adelantando programas de apoyo a jóvenes líderes para financiar su participación en el evento.

Mónica de Greiff, presidente de la junta asesora de OYW, aseguró que este evento llega en un momento histórico para Colombia en el que el aporte de los jóvenes será fundamental para la construcción de un mejor futuro. “Por eso, hemos venido construyendo una red de aliados que creen y apoyan a la juventud como agentes de cambio de la sociedad. Como representantes del sector privado reiteramos nuestra disposición y apoyo para continuar trabajando en iniciativas que promuevan proyectos juveniles y transformadores para el desarrollo de la sociedad y el mejoramiento de la calidad de vida. Invitamos a que más empresas se vinculen con esta iniciativa”.

A partir de este momento, y hasta octubre, Bogotá se llenará con el ambiente transformador de los jóvenes líderes que buscan un futuro mejor. Desde ya comienza la ambientación para la discusión sobre los temas que en octubre generarán el legado para construir una nueva Colombia, que haga parte activa de un mundo más justo, responsable y en paz.

Acerca de One Young World

One Young World nació en el año 2009 para crear un espacio donde los mensajes de los jóvenes sean escuchados y amplificados para generar un verdadero cambio en el mundo. Esta idea surgió cuando Kate Robertson y David Jones, quienes hacían parte de la campaña de Kofi Annan para crear conciencia sobre el cambio climático, notaron que las decisiones más importantes del mundo se estaban tomando sin contar con la representación de los jóvenes.
Ocho años más tarde, OYW es el evento más importante en términos de internacionalización en llegar a Latinoamérica después de los Juegos Olímpicos. El año pasado, en la cumbre en Ottawa, se generaron más de 100 horas de contenido. Desde 2009, más de 591.980 personas en el mundo han recibido capacitaciones y entrenamientos por proyectos desarrollados por embajadores y 14.6 millones de personas han sido impactadas positivamente por iniciativas de los embajadores de OYW. Actualmente, One Young World es la organización que más empresas reúne en el mundo.

En 2016 se presentaron 210 casos de niños, niñas y/o adolescentes en condición de trabajo infantil en el Atlántico.

Campeche (Baranoa) mayo de 2017. La Gobernación del Atlántico realizó una jornada de sensibilización con la comunidad de Campeche, Baranoa, y en el barrio La Concepción de Soledad con el propósito de realizar actividades de prevención del trabajo infantil.

La Gerencia de Capital Social encabezó la jornada pedagógica en la que participaron entidades garantes de derecho como el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), alcaldías, Policía de Infancia y Adolescencia y comisarías de familia.

“Un equipo interdisciplinario se visitó establecimientos para hacer pedagogía y establecer compromisos por parte de los administradores de negocios con el fin de que se abstengan de utilizar a menores de edad en labores de trabajo”, dijo el gerente de Capital Social, Óscar Pantoja Palacio.

Estas son acciones son desarrolladas por el Comité Interinstitucional de Erradicación del Trabajo Infantil (CIETI).

En Baranoa, la actividad se desarrolló en el casco urbano y en el corregimiento de Campeche donde se evidenció que dos adolescentes estaban laborando en establecimiento comerciales.

“La comisaría de familia hizo el requerimiento a los padres de los jóvenes, el caso se encuentra en proceso de seguimiento para el restablecimiento y garantías de sus derechos”, expresó Pantoja.

En La Concepción, barrio en situación de vulnerabilidad de Soledad, se realizó también la búsqueda activa de menores.

“Uno de los compromisos establecidos en este sector es desarrollar una jornada psicosocial articulada con las diferentes instituciones, por ello haremos seguimiento a los casos detectado con los menores”, indicó Pantoja Palacio.

Explicó que el papel de los menores es dedicarse a sus estudios y desarrollar actividades normales de su edad como juegos, recreación cultural y deportiva.

La funcionaria manifestó que el Atlántico presenta bajos índices de menores trabajadores, sin embargo no se puede bajar la guardia frente a este tema, ni mucho menos, permitir que se vulneren sus derechos.

La administración departamental ha trazado una serie de estrategias preventivas que conlleven a erradicar el trabajo infantil. Es así como se trabaja con las alcaldías para actualizar el Sistema de Información y Registro del Trabajo Infantil (SIRITI).

Un menor al ser utilizado como trabajador infantil tiene graves consecuencias, se afecta el desarrollo físico, afectivo social e intelectual y lo más preocupante es la deserción escolar. De acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT) el trabajo infantil está catalogado como una actividad que priva a los niños su potencial y su dignidad lo que trae consecuencias físicas y psicológicas.

Las peores formas de trabajo infantil en Colombia son la explotación sexual comercial, la vinculación a los grupos armados ilegales, el narcotráfico y actividades peligrosas o riesgosas prohibidas para ser realizadas por menores de 18 años.

ESTADÍSTICAS 2016

De acuerdo con el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en 2016 se presentaron en el Atlántico, 210 casos de niños, niñas y/o adolescentes identificados en condición de trabajo infantil y sus peores formas.

Ginebra may (EFE).- Un total de 150 niños mueren a diario antes de cumplir los cinco años en Birmania, un país en el que el conflicto étnico-religioso afecta a 2,2 millones de menores que no se pueden beneficiar del crecimiento económico que experimentó la economía del país en los últimos años, alertó la Unicef.

La mayoría de los menores mueren durante las primeras semanas de vida por complicaciones neonatales, mientras que los otros sucumben a infecciones como neumonía o enfermedades diarreicas, reveló en un informe el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Más de la mitad de los niños viven en pobreza en este país de mayoría budista que ha sufrido las tensiones entre credos y etnias prácticamente desde su independencia de Gran Bretaña.

La agencia de las Naciones Unidas explicó hoy que un tercio de birmanos de menos de 5 años no se desarrollan física y mentalmente acorde a su edad, y que, además, el 30 % de los niños sufren malnutrición moderada o severa.

El análisis elaborado con el apoyo de Unicef descubrió que dos de cada tres menores de 18 años no van al colegio y que la mitad se convierten en adultos sin haber completado la educación básica.

Por otro lado, el 90 % de los más pequeños no realizan visitas médicas periódicas y uno de cada cinco niños nacen sin figurar en ningún registro oficial.

En el estado norteño de Rakhine, hogar de la minoría musulmana de los rohinyás, la situación es especialmente preocupante tras la violenta y represiva operación de seguridad emprendida por parte del Ejército birmano como respuesta a un ataque insurgente.

"Las discriminaciones a las que se enfrentan los menores rohinyás les impiden disfrutar de una sanidad, educación y alimentación adecuada", explicó en rueda de prensa el autor del informe Simon Ingram.

Asimismo, Unicef expresó preocupación por el trato que reciben los niños en los estados Kachin y Shan, en los que los enfrentamientos entre milicias y grupos armados han obligado a dejar sus casas a 67.000 y 20.000 personas, respectivamente.

La agencia de la ONU pidió a las autoridades y a las facciones armadas que pongan fin al reclutamiento de niños soldado, una práctica de las ocho partes del conflicto, incluido el Ejército.

No obstante, Unicef celebró que, desde 2012, al menos 800 niños soldado fueron puestos en libertad.

Por otro lado, Unicef lamentó que las partes enfrentadas hacen uso recurrente de las minas antipersonas y, a día de hoy nueve de los catorce estados y regiones que forman el país están contaminados.

"En los últimos dos años, una persona ha muerto cada tres días al estallar una de estas minas y una de cada tres víctimas es un niño", señaló Ingram.

EFE).- Dos jóvenes han recibido con éxito los primeros trasplantes de útero en la India, un logro en el país asiático que el equipo médico que las trató espera que se traduzca en la gestación y nacimiento del ansiado bebé el año que viene.

"Ha sido un éxito total, las dos pacientes se encuentran perfectamente", afirmó a Efe el doctor Shailesh Puntambekar, director médico del Hospital Galaxy Care de Pune, en el oeste de la India, donde el pasado jueves y viernes fueron operadas las jóvenes.

En la primera operación, que se prolongó durante casi 10 horas, se efectuó el trasplante del útero de la madre, de 45 años, a su hija de 21, en un caso en el que la paciente "había nacido sin útero, pero producía ovarios con normalidad", explicó el médico.

En el segundo trasplante el problema era diferente, porque aunque la paciente de 24 años tenía útero, este se encontraba muy dañado debido a que en los tres últimos años había sufrido dos abortos.

"Estaba desesperaba por tener un niño, por lo que su madre donó el útero", dijo Puntambekar, que anotó que las dos jóvenes llevan varios años casadas.

Según el médico, tanto las donantes como las receptoras se encuentran hospitalizadas, pero mientras las madres serán dadas de alta el lunes, sus hijas deberán permanecer en el centro al menos tres semanas.

Eso se debe a que aunque en los dos úteros "la sangre está circulando con normalidad", deben tener cuidado, porque puede que el órgano sea rechazado o que se produzca una posible infección, señaló Puntambekar.

"Todo nuestro equipo médico se halla alerta", subrayó el directivo, que se congratuló de que durante la operación la cirugía fuera mínima, ya que parte de la labor se realizó por laparoscopia y luego a través de una pequeña escisión.

Las mujeres que se someten a trasplantes de útero no pueden quedar embarazadas mediante una relación sexual al no poseer trompas de falopio, que conectan los ovarios con el útero, por lo que el embrión debe implantarse a través de la fecundación in vitro.

Ahora, si todo continúa sin complicaciones, dentro de ocho meses los embriones serán transferidos a los úteros y, al fin, "quedarán preñadas", concluyó el doctor Puntambekar.

Aunque los trasplantes de útero son infrecuentes, ya se han producido algunas operaciones de este tipo en otros países como Suecia o Estados Unidos.

El primero de ellos con éxito se produjo en el país escandinavo en 2012, donde dos años después la mujer daría a luz al primer bebé nacido tras un trasplante de útero: un niño sano, con apenas 32 semanas de gestación y un peso de 1,8 kilos.

Alrededor de una de cada 5.000 mujeres nace sin útero, según datos médicos, de manera que el trasplante abre una oportunidad para aquellas que no desean adoptar. EFE

Página 1 de 73