Jueves, 18 Abril 2019

 Jorge Medina Rendón - Director

 

EEUU hará su parte para reducir la demanda de drogas ilegales, dijo Pompeo en Cúcuta

Cúcuta (Colombia), 14 abr (EFE) El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo este domingo al presidente colombiano, Iván Duque, que el aumento de la producción de cocaína es un problema heredado por su Gobierno.

Pompeo, que hizo hoy una breve visita a Cúcuta, ciudad de la frontera con Venezuela, para ver de cerca la crisis del país petrolero, se refirió a la alianza de Estados Unidos con Colombia en la lucha contra el narcotráfico, cuyos resultados ha criticado recientemente el presidente Donald Trump.

"Estados Unidos seguirá trabajando con usted para acabar con el problema de la producción de coca que usted heredó", manifestó Pompeo a Duque, tan solo cuatro días después de que Trump volviera a cuestionar los resultados del Gobierno colombiano en la guerra contra las drogas.

El pasado 29 de marzo Trump acusó a Duque de no hacer "nada" por su país en materia de lucha contra las drogas, apreciación que reiteró el 10 de abril cuando afirmó que "desafortunadamente, el negocio de las drogas ha crecido un 50 % desde que está ahí (en el cargo)" el presidente colombiano.

Según un informe de la Casa Blanca divulgado a mediados del año pasado, en 2017, cuando el presidente de Colombia era Juan Manuel Santos (2010-2018) el área sembrada de coca en el país alcanzó un récord de 209.000 hectáreas, mientras que la producción potencial de cocaína pura subió hasta las 921 toneladas métricas.

Duque respondió entonces, sin citar a Trump, que en la lucha contra las drogas le rinde cuentas al pueblo colombiano e invocó el principio de la corresponsabilidad al señalar que en ese esfuerzo trabaja "de la mano con los países que quieran hacer este ejercicio de trabajo compartido".

"Sabemos qué debemos hacer y Estados Unidos hará su parte para reducir la demanda de drogas ilegales en nuestro propio país", reconoció este domingo el secretario de Estado.

Pompeo agradeció también a Duque "por su compromiso con Venezuela" así como "su cooperación en temas regionales como la lucha contra los narcóticos y la seguridad" en el continente americano.

El funcionario destacó que la "singular relación" de Estados Unidos con Colombia "va mucho más allá" de la lucha contra las drogas y abarca aspectos mucho más amplios como los acuerdos comerciales y otros compromisos. EFE

POMPEO PIDE A MADURO REABRIR FRONTERA CON COLOMBIA

AFP. El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, lanzó el domingo una nueva descarga de críticas y amenazas contra el gobierno de Nicolás Maduro, y le pidió que reabra la frontera con Colombia para que los venezolanos puedan recibir ayuda esencial.

Al cierre de una gira por Chile, Paraguay y Perú, el secretario de Estado hizo una parada de pocas horas en la ciudad de Cúcuta para reunirse con el presidente Iván Duque, y visitar la zona limítrofe entre Colombia y Venezuela.

Pompeo dijo haber conocido de cerca el drama de los venezolanos que deben cruzar la frontera para abastecerse en Colombia -ante la aguda escasez de productos básicos y la hiperinflación-, gracias al testimonio de una mujer que identificó como Geraldine.

En ese sentido, urgió a Maduro a reabrir los cruces fronterizos para que los venezolanos reciban asistencia médica y alimentaria, aunque sin cejar en su advertencia al líder chavista para que "termine la usurpación" y deje el poder.

"Señor Maduro: abra estos puentes, abra estas fronteras, usted puede terminar esto hoy", señaló Pompeo en una declaración a la prensa, acompañado por Duque.

Maduro dispuso el cierre y bloqueo de los cuatro puentes que conectan a Venezuela con Cúcuta el 22 de febrero, en la víspera de un frustrado operativo de la oposición para ingresar ayuda donada por Estados Unidos.

El gobernante, que el pasado miércoles anunció un acuerdo con el Comité Internacional de la Cruz Roja para recibir "ayuda humanitaria", impidió la entrada de esas donaciones por considerarlas un pretexto para una invasión militar estadounidense en Venezuela, país con las mayores reservas mundiales de petróleo.

La fallida operación, que desató una fuerte represión de las fuerzas chavistas, estuvo encabezada por el opositor Juan Guaidó, reconocido por Estados Unidos y otros 50 países como mandatario interino de Venezuela.

Durante su gira por países sudamericanos, el responsable diplomático de la Casa Blanca afinó el cerco diplomático y económico que lideran Estados Unidos y sus aliados contra Maduro, quien se aferra a los militares y al apoyo de Rusia para seguir en el poder.

"Maduro debe saber que estamos vigilando y nuestro apoyo no va a flaquear. Los actores democráticos en Venezuela no serán disuadidos", dijo Pompeo.

El lunes, el Grupo de Lima, una alianza de 13 países latinoamericanos más Canadá, se reúne en Santiago para dar seguimiento a la crisis en el país petrolero.

- Compromiso antidrogas -

De otro lado, Pompeo intentó apaciguar las críticas lanzadas por el presidente Donald Trump contra el gobierno aliado de Duque por no haber "hecho nada" para reducir el envío de droga hacia Estados Unidos desde su llegada al poder en agosto.

"Estados Unidos seguirá trabajando con usted para acabar con el problema de la producción de coca que usted heredó, sabemos qué debemos hacer y Estados Unidos hará su parte para reducir la demanda de drogas ilegales", señaló Pompeo.

Su mensaje fue mucho más conciliador que el transmitido por Trump en pasados días.

El miércoles, durante un acto político en Texas, el mandatario afirmó que desde que Duque es presidente "el negocio de las drogas ha aumentado 50%", aunque sin ofrecer más detalles.

Días antes, Trump lo acusó de no "haber hecho nada" para frenar la salida de cocaína hacia Estados Unidos, pese a las millonarias ayudas que ha desembolsado Washington en el frente antidrogas.

Este domingo Duque defendió las acciones de su gobierno contra el narcotráfico e hizo énfasis en lo dicho por Pompeo sobre la responsabilidad compartida.

"Debemos seguir sobre la base de la confianza, construyendo ese esfuerzo compartido, (...) Que desde el lado de la demanda, que desde el lado de la oferta, que desde el lado de lavado de activos, los dos países produzcamos los resultados que necesitamos porque es una amenaza común", declaró .

Tras décadas de persecución al narcotráfico, Colombia sigue siendo el mayor productor de cocaína y Estados Unidos el principal mercado. En 2017 la siembra de narcocultivos alcanzó la cifra récord de 171.000 hectáreas.En Lima, Pompeo elogió la campaña antidrogas de Perú, que ha permitido erradicar miles de hectáreas de cultivos de hoja de coca, materia prima de la cocaína.

- MÁS AYUDA A MIGRANTES -

Antes de partir hacia Estados Unidos, Pompeo destacó el compromiso de Washington y sus aliados sudamericanos en la atención del fenómeno migratorio generado por la crisis en Venezuela."Estados Unidos ha suministrado desde 2017 más de 213 millones de dólares en asistencia humanitaria y el pasado viernes el vicepresidente (Mike) Pence anunció aproximadamente 60 millones en ayuda adicional", señaló en Cúcuta.

Más de tres millones de venezolanos, alrededor del 10% de la población, viven ahora fuera del país. La proyección de la ONU es que a fines de 2019 sumen 5,3 millones, en la mayor crisis humanitaria de América Latina en tiempos de paz.

Pompeo elogió la víspera a Perú por recibir a tantos venezolanos, pero se molestó cuando un periodista le preguntó si ello no contrasta con la decisión de Trump de construir un muro para impedir la llegada a Estados Unidos de migrantes centroamericanos que buscan una vida mejor.

El secretario de Estado reiteró también en Lima las críticas que hizo en Santiago a China, que ha expandido sus vínculos con América Latina y que ahora es el mayor socio comercial de Perú y Chile.

HERRAMIENTAS CONTRA RÉGIMEN DE MADURO

CÚCUTA, Colombia (Reuters) - Estados Unidos continuará utilizando todas las herramientas económicas y políticas a su disposición en contra del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y de los responsables por la crisis en la nación petrolera, dijo el domingo en Colombia el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo.

El funcionario hizo los comentarios en la ciudad colombiana de Cúcuta, fronteriza con Venezuela, en la última parada de una gira de tres días a Chile, Paraguay y Perú, un grupo de países de rápido crecimiento en una región donde las preocupaciones de Washington se centran en la creciente presencia de China, así como en la crisis venezolana.

"Estados Unidos continuará utilizando toda vía económica y política a nuestra disposición para ayudar a los venezolanos a través de sanciones, cancelaciones de visa y otros medios. Nos comprometemos a que el régimen y aquellos que lo mantienen en pie se hagan responsables por la corrupción y la represión de la democracia", dijo Pompeo en una declaración.

Maduro acusa a las sanciones impuestas por Estados Unidos de los problemas económicos del país sudamericano y se niega a reconocer al líder opositor Juan Guaidó, quien en enero invocó la Constitución para asumir una presidencia interina, argumentando que la reelección del líder socialista en 2018 fue ilegítima.

Más de tres millones de venezolanos han huido de la hiperinflación, la escasez de alimentos y medicamentos, además de la crisis política. Colombia se convirtió en el principal destino de los inmigrantes venezolanos y actualmente más de 1,2 millones de encuentran en diferentes ciudades del país cafetero.

"Maduro debe saber que estamos vigilando y nuestro apoyo no va a flaquear", aseguró Pompeo acompañado del presidente colombiano Iván Duque, tras visitar inmigrantes venezolanos en un refugio en Cúcuta, recorrer los puentes fronterizos y una bodega en donde se almacena ayuda humanitaria, a pocos metros de la frontera. 

ADVERTENCIA A CUBA

Aunque la mayoría de las naciones occidentales han reconocido a Guaidó como jefe de Estado, Rusia, China y Cuba continúan apoyando a Maduro.

Precisamente, Pompeo aseguró que Cuba deberá entender que ese respaldo a Maduro tiene costos asociados y anunció que Estados Unidos tendrá la misma discusión con Rusia.

"Se ve cómo el nudo político y diplomático se aprieta alrededor del cuello de Maduro (...) Los cubanos también deben entender que habrá un costo asociado con el apoyo continuo a Nicolás Maduro y vamos a tener esa misma conversación con los rusos también", declaró el secretario de Estado.

Washington ha impuesto una serie de sanciones contra el gobierno de Maduro en un intento de expulsarlo del poder. El viernes agregó cuatro compañías y nueve barcos a su lista negra pero los críticos han advertido que esas acciones podrían perjudicar a los venezolanos comunes.

"Se debe apelar a todas las sanciones políticas, económicas y diplomáticas para aislar la dictadura y permitir esa transición en Venezuela", dijo por su parte Duque.

"Celebro que una vez más se ratifique el compromiso que tenemos entre nuestros países con su presencia para hacer todos los esfuerzos necesarios para el restablecimiento de la democracia, la libertad y el orden institucional en Venezuela", concluyó el presidente colombiano.

Pompeo instó a Maduro a dejar su puesto y a salir de Venezuela para que el país petrolero pueda volver a la normalidad. "Espero que le preocupe ahora, cuando vea el horror, cuando vea la tragedia, para cambiar sus caminos y para dejar su país", dijo el funcionario estadounidense.

Durante su viaje, Pompeo reiteró las críticas de Estados Unidos a la creciente presencia de China en América Latina, advirtiendo sobre las prácticas de préstamos "depredadores" y las acciones "malignas o infames". 

(Reporte de Nelson Bocanegra y Julia Cobb, reporte adicional de Matt Spetalnick. Editado por Luis Jaime Acosta)

En la imagen, el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo (d), y el presidente de Colombia, Iván Duque (i), ofrecen una rueda de prensa este domingo durante su visita a la frontera entre Colombia y Venezuela, en Cúcuta (Colombia). EFE