Lunes, 23 Abril 2018

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Fondo de $6.600 millones para impulsar la innovación colaborativa en el Atlántico

AtlántiCocrea, el proyecto de fortalecimiento de la competitividad mediante el fomento a la innovación y el trabajo colaborativo en Atlántico, ya está en marcha. El gobernador Eduardo Verano De la Rosa hizo el lanzamiento de esta iniciativa con el acompañamiento de empresarios. 

La iniciativa busca fortalecer el capital humano de las empresas beneficiarias e incrementar los niveles de innovación colaborativa del tejido empresarial. 

La idea es formar alianzas entre empresas ‘ancla’ (reconocidas) que tengan necesidades en esta materia; un gestor de conocimiento, ya sea un grupo de Investigación u organizaciones prestadoras de servicios de innovación, que generen ideas para dar solución; y dos empresas co-creadoras que acompañan el desarrollo de la solución que se plantea en la propuesta. 

“Queremos impulsar la economía y la sofisticación de nuestra industria de la mano de nuestra academia para que puedan tener un mayor crecimiento y esto redunde en la economía”, anota. 

Para la primera parte de este programa, 400 ingenieros, tecnólogos y técnicos se entrenarán durante tres meses en temas especializados en innovación colaborativa. 

En la segunda fase, este proyecto dispone de $6.600 millones para la cofinanciación de iniciativas de propuestas de innovación participantes del departamento, constituyéndose como el Fondo de Recursos para la innovación más importante. 

“Este es el fondo con mayores recurso del país para la innovación colaborativa. Cada proyecto tendrá una financiación de $550 millones, es una gran oportunidad y la idea es que las empresas se vinculen”, dijo la secretaria de Planeación del Atlántico, Cecilia Arango. 

Esta una iniciativa que está enmarcada en las metas del plan de desarrollo Atlántico Líder. Los sectores que se han escogido son logística, salud, química y farmacia, agroindustria, recursos hídricos y desarrollo humano-social.

Se pretende mejorar la articulación entre las empresas y los proveedores de conocimiento, y las dinámicas de cooperación para investigar entre las empresas y las universidades.