Lunes, 25 Marzo 2019

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Exguerrillera sandinista considera "liquidado" a Daniel Ortega

Managua, 8 ene (EFE) La exguerrillera y exministra sandinista Dora María Téllez, fuerte crítica del Gobierno del presidente Daniel Ortega, consideró "liquidado y desesperado" al Ejecutivo nicaragüense.

"Los Ortega Murillo, después de más de 500 asesinados, más de 2.000 heridos, más de 600 presos y miles de perseguidos, ¿creerán que pueden escapar de la justicia? Es un régimen liquidado, acobardado y desesperado. Son sus días finales", señaló Téllez en un tuit.

Téllez denunció ayer el allanamiento de su domicilio sin orden judicial en un municipio vecino de Managua y responsabilizó a la Policía Nacional "de cualquier daño" que le causen a unas personas que trabajaban en su vivienda.

La exguerrillera, que estuvo el 22 de agosto de 1978 en el comando sandinista que tomó por asalto el Palacio Nacional e hizo rehenes a los legisladores afines al expresidente y dictador Anastasio Somoza Debayle, derrocado hace 39 años, ahora pertenece al Movimiento Renovador Sandinista (MRS), una escisión del gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Desde el pasado 18 de abril, Nicaragua vive una crisis sociopolítica que ha dejado entre 325 y 545 muertos, de 340 a 674 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.

El presidente Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, reconocen 199 muertos y 340 reos, que llaman "terroristas", "golpistas" y "delincuentes comunes".

La Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) han responsabilizado al Gobierno de "más de 300 muertos", así como de ejecuciones extrajudiciales, torturas y otros abusos contra los manifestantes y opositores.

Mientras el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), tutelados por la CIDH, asegura que existen pruebas para argumentar que el Gobierno de Ortega ha incurrido en delitos de lesa humanidad en el marco de la crisis.

Ortega, próximo a cumplir doce años en el poder de manera continua, no acepta responsabilidad en la crisis ni tampoco los señalamientos generalizados sobre graves abusos de las autoridades contra los manifestantes antigubernamentales, y denuncia ser víctima de intento de "golpe de Estado" que, asegura, ya ha sido aplacado. EFE