Domingo, 19 Mayo 2019

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Ordenan transferencia de un travestido a presidio femenino

Río de Janeiro, 13 mar (EFE) Un tribunal brasileño ordenó este miércoles el traslado a un presidio femenino de un travestido recluido en una cárcel masculina, para que ocupe un espacio adecuado a su identidad de género y evitarle riesgos por la "promiscuidad" y "prejuicios" que caracterizan los penales para hombres.

El traslado fue ordenado mediante una cautelar por el magistrado Rogério Schietti, uno de los miembros del Superior Tribunal de Justicia (STJ), y es inédito en esta corte de tercera instancia, informaron voceros del organismo.

La petición de los abogados del travestido, identificado únicamente como Dagmar y que purga una condena en una cárcel masculina de Río Grande do Sul, estado del sur de Brasil fronterizo con Argentina y Uruguay, había sido negada en tribunales de primera y segunda instancia, pero finalmente fue acatada en el STJ.

La defensa alegó que el preso se sentía "muy vulnerable" por ser obligado a sufrir, en un alojamiento masculino, la "evidente violencia psíquica, moral, física e, incluso, sexual".

El magistrado coincidió con la defensa en que, ante la falta de espacio adecuado, ya que la cárcel no posee un pabellón destinado a travestidos como otras prisiones brasileñas, el preso tenía que compartir en el "período nocturno un alojamiento ocupado por presos de sexo masculino, en ambiente notoria y absolutamente impropio para quien se identifica y se comporta como transexual femenina".

De acuerdo con el juez, sin un espacio específico en la cárcel para presos con su identidad de género, lo más adecuado es que se le traslade a un pabellón femenino, ya que en el masculino corre riesgos "debido a la característica aún patriarcal y prejuiciosa de gran parte de la sociedad, agravada por la promiscuidad que caracteriza ambientes carcelarios masculinos".

El magistrado recordó una resolución emitida por el Consejo Nacional de Política Penitenciaria en 2014 que recomienda a los presidios contar con espacios específicos y adecuados para homosexuales y travestidos privados de la libertad.

La decisión del magistrado se contrapone a una petición realizada en agosto pasado por el Gobierno brasileño para que la Corte Suprema se abstenga de anular la medida que reglamenta la reclusión de travestidos en presidios masculinos.

La posición del Gobierno fue una respuesta a la demanda que la Asociación Brasileña de Lesbianas, Homosexuales, Bisexuales, Travestis y Transexuales (ABGLT) presentó ante la Corte Suprema para que presos que se identifican como mujeres sean recluidos en presidios femeninos.

De acuerdo con el Gobierno, al ya prever la existencia de espacios especiales y separados para los travestis y los homosexuales en los presidios masculinos, la actual política ofrece los instrumentos suficientes para garantizarles los derechos.

La Corte Suprema aún tiene que pronunciarse sobre la petición de la ABGLT pero la denuncia aún no fue incluida en su cronograma de juicios.