Domingo, 22 Octubre 2017

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Colombia, segundo país de A. Latina más afectado por secuestro de información

Juan Ospina, especialista en ciberseguridad para empresas explica cómo funciona el Ransomware Crysis, la mayor amenaza en la red para las empresas en el país.

Bogotá, agosto de 2017. Después de Brasil, Colombia es el país más afectado en Latinoamérica por un tipo de secuestro de información: el Ransomware Crysis, un virus que infecta los servidores de las empresas y bloquea los archivos personales.

Para recuperar la información privilegiada, como historiales de clientes y transacciones, las entidades y empresas deben pagar a los hackers una recompensa. Eso cuenta Juan Ospina, gerente general de la empresa de seguridad informática I-Fort y conferencista de la próxima edición de la Feria Internacional de Seguridad, que se realizará del 16 al 18 de agosto en Corferias.

Según Ospina, quien dictará una charla sobre ciberseguridad empresarial el jueves 17 de agosto en la feria, el Ransomware Crysis es una forma de delito sencilla de operar. A través de un virus malicioso, los delincuentes se apoderan de la base de datos de un ordenador y exigen, por medio de una imagen que aparece en la pantalla, un pago en bitcoins para devolver el acceso a la información. “Por lo general, piden recompensas de bajo monto: entre $1 millón o $2 millones. Les interesa que el proceso sea rápido para evitar la investigación de las autoridades”, explica Ospina.

El problema crece por el bajo nivel de denuncia que existe en ciberseguridad en Colombia. La mayoría de información sobre ataques en la red, según el experto, proviene de las encuestas que las empresas de seguridad (las que ofrecen antivirus y Fireworks) realizan a sus clientes. Otro factor es que menos del 40% de las empresas que fabrican algún producto han evaluado sus riesgos por ciberataques.

Según un estudio de Osterman Research Center Security, los sectores salud y financiero son los que más se han visto perjudicados en Estados Unidos por el secuestro de información. Así mismo, revela que el Ransomware es la modalidad de ciberataque que más aumentó en 2016. Para Ospina, el gran detonante de este delito es el bitcoin, ya que “los pagos con moneda virtual se realizan a cuentas anónimas, a las que es muy difícil rastrear el país de procedencia y el titular”.

Por último, algunas recomendaciones para contrarrestar este virus son adquirir antivirus y fireworks de buena calidad y crear copias de seguridad de documentos y guardarlas en un disco externo.