Jueves, 20 Junio 2019

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Fake news del futuro ya están aquí: vídeos ultra realistas manipulados

En los últimos años no hemos parado de oir hablar de las fake news. Estas noticias falsas, que se han propagado por las redes sociales a la velocidad de la luz, contiene informaciones ultra-sesgadas o directamente, que son mentira, pero que al ser compartidas miles de veces por usuarios inocentes –o cuentas falsas- terminan creando poso en la opinión pública.

Las grandes empresas tecnológicas las han declarado la guerra, pero cuando ya parecen más o menos controladas, llegan la segunda generación de fake news: los vídeos falsos, también conocidos como deep fakes.

Estas grabaciones son vídeos en los que se pueden ver a personajes famosos pronunciando palabras que jamás han dicho. O protagonizando escenas que jamás han realizado. El año pasado, por ejemplo, se viralizó un vídeo porno de la actriz israelí Gal Gadot (Wonder Woman) en la que se la veía practicando sexo. En realidad, era una actriz de películas X sobre la que habían superpuesto el rostro de la estrella de Hollywood.

Ahora, un grupo de científicos que trabajan para empresas como Adobe o para instituciones académicas como la Universidad de Stanford, la Universidad de Princeton o el Instituto Max Planck, han desarrollado un software capaz de crear deep fakes de la manera más simple: tan solo hay que escribir lo que queremos que el personaje diga y veremos en pantalla un vídeo de ese personaje repitiendo nuestras palabras en la entonación que le hayamos pedido.

Si queremos que Antonio Banderas felicite el cumpleaños a nuestra madre, solo tendremos que escribirlo y un personaje creado por ordenador exactamente igual que el actor malagueño repetirá lo que le hayamos pedido. O si queremos declarar la guerra a Rusia, solo tendremos que teclear un discurso de odio hacia Putin y ponerlo en boca de Donald Trump.

Según informa Hipertextual, el software todavía no está terminado, pero las primeras pruebas ya ofrecen resultados tan sorprendentes como preocupantes, como bien se puede apreciar en el vídeo de prueba de arriba.

De momento, este inquietante programa solo funciona en vídeos en los que solo se vea la cabeza de una persona, ya que todavía no es capaz de alterar la comunicación no verbal del cuerpo. Otra de las limitaciones es que el tema del que queremos que hable el personaje no puede ser muy diferente al que hable en el vídeo original. Es decir, se pueden manipular lagunas frases cambiando el orden de las palabras o añadiendo algunas simples, pero no escribiendo un guion completamente nuevo. Es decir, este programa es perfecto para alterar un discurso bienintencionado.

Este no es el único sistema para crear deep fakes. A finales de mayo, Samsung anunció que había creado una Inteligencia Artificial capaz de crear un deep fake con tan solo compartir con ella una fotografía. La prueba con la que anunció este ‘avance’ fue una imagen del cuadro La Gioconda que hablaba. Está claro que nos esperan años de desconfianza en las noticias.

Tecnología y redes,Yahoo Finanzas