Lunes, 20 Noviembre 2017

 Jorge Medina Rendón - Director

 

Cierran La Iguana por presencia de 100 adolescentes

Barranquilla, noviembre 12 de 2017.- Durante operativos de control policivo denominados Caravanas por la Vida, realizados conjuntamente entre la Policía Metropolitana, la Secretaría de Gobierno Distrital y su Oficina de Inspecciones y Comisarías del distrito de Barranquilla, este fin de semana,se ordenó el cierre temporal del Salón de Eventos La Iguana por presencia de 100 menores de edad.

Salón de Eventos La Iguana está ubicado en carrera 2 # 30-255, barrio Universal, es un negocio dedicado a la venta y consumo de bebidas alcohólicas en horas nocturnas. La Policía Metropolitana de Barranquilla ordenó cierre por 10 días.

El informe de la Comisaría Quince de Familia manifiesta que atendiendo una queja de la comunidad se pudo comprobar la presencia de menores en ese negocio. También se logró conocer que los adolescentes pagaban para que les permitieran el ingreso.

Según la comunidad, son frecuentes estas “Chiquilladas” en ese lugar que luego terminan en riñas y alteración del orden público.

“Quiero llamar la atención a los propietarios de establecimientos comerciales donde se venden y consumen bebidas alcohólicas en horas de la noche, para que no incurran en este tipo de comportamientos. El Código Nacional de Policía y Convivencia señala unas disposiciones claras frente a este asunto. Primero establece un cierre temporal de 3 a 10 días y también señala que aquel que reincida en este comportamiento contrario a la convivencia, se le cerrará por tres meses, y si posteriormente vuelve a incurrir en la falta, será suspendido definitivamente”, expresó Ricardo Cantillo Mendoza, Jefe de la Oficina de Inspecciones y Comisarías.

“Este comportamiento contrario a la convivencia tiene un alcance penal por lo tanto yo quiero pedirles con mucho respeto pero enérgicamente a todos los propietarios de este tipo de negocios que impartan instrucciones precisas a quienes administran sus negocios para que ellos tengan un mayor control en las puertas de ingreso a estos establecimientos de tal manera para que no permitan el ingreso de menores. Los administradores y el personal de seguridad deben solicitar la cédula de ciudadanía a los jóvenes para comprobar si son mayores o menores de edad. De igual manera deben fijar en las puertas de entrada el aviso que prohíbe el ingreso de niños, niñas y adolescentes a esos sitios”.

“Y quiero hacerle un llamado de atención a todos los padres de familia de los adolescentes que estaban en el establecimiento Salón de Eventos La Iguana, diciéndoles que deben cuidar más a sus hijos. Por la seguridad de los niños, niñas y adolescentes, por su dignidad, es inadmisible que ellos ingresen a este tipo de establecimientos nocturnos”, manifestó finalmente Cantillo Mendoza.