Air-e suspende servicio a usuarios morosos que insisten en reconectarse

102

Más de 57 mil clientes de Air-e se han acogido a los planes de financiación de la compañía, lo que demuestra una voluntad por normalizar su deuda.

Estos convenios les permiten contar con el servicio de energía en sus casas, establecimientos comerciales y hasta industrias.

El esfuerzo de la compañía ha sido diseñar un plan de financiación con beneficios para todos los segmentos de clientes. Sin embargo, algunos usuarios insisten en obtener la energía irregularmente a pesar de mantener deudas millonarias con la empresa.

Ante esta situación, la compañía suspendió el servicio a un establecimiento registrado como Patio Quillero en la carrera 49 N. 72-155 con una deuda cercana a los 90 millones de pesos.

Igualmente, en la carrera 10E con 45 la sede el Club de Béisbol La Victoria mantiene una deuda de 152 millones de pesos.

Adicionalmente, en la calle 44 con la carrera 20, en donde funciona el local comercial Carnecol adeuda 10 facturas por 32 millones de pesos.

Para el caso del barrio La Pradera se suspendió una industria de lácteos en la calle 15 con la carrera 4 con una deuda de 137 millones de pesos.

Dentro de estas acciones también se llevó a cabo un procedimiento de suspensión a Stock Caribe en zona rural de Galapa que debe 18 facturas por 18 millones de pesos, incluyendo los intereses de mora.

Mientras tanto, en la Vía al Mar a la altura de Palmarito en jurisdicción de Tubará se hizo una suspensión en el establecimiento Merkapalmarito, el cual tiene una deuda de 25 facturas por 38 millones de pesos, pese a que su actividad comercial precisamente se ejerce con el elemento básico del suministro de energía.

Para el caso de Soledad, en una vivienda en donde funciona una casa de apuestas tiene una deuda de 28 millones de pesos, incluyendo los intereses de mora en la carrera 30 con calle 18 en el barrio Porvenir.

Esta problemática también se presenta en zona rural de Palmar de Varela, en donde la finca Biovine tiene una deuda de 38 facturas por 40 millones de pesos y la finca Palmarito que adeuda 43 facturas por 46 millones de pesos.

Sobre esta situación, la Directora Comercial de Air-e, Claudia Liliana Gómez señaló que en algunos casos se ha contado con el acompañamiento de las autoridades en los procedimientos de suspensión.

“A pesar de las millonarias deudas algunos clientes agreden a las brigadas de técnicos cuando llegan a suspender el servicio y hasta los amenazan”, dijo.

Agregó que igualmente muchos insisten en manipular las redes para reconectarse en forma ilegal y ante esta situación se adelantan procesos penales.

Finalmente indicó que la empresa tiene activo amplios planes de financiación para todos los clientes de la compañía y así cuenten con el servicio de energía de manera legal.