2021, el año en el que se crean oportunidades apalancadas en la tecnología

154
Fernando Silvestre, Country Manager para Colombia de Neoris.

El mundo nunca será el mismo después del 2020. Los compradores han migrado en línea y el comercio electrónico ha superado los $4.1 billones a nivel mundial.

El eCommerce demostró ser efectivo consiguiendo un aumento del 35% de las ventas online en 2020, pero también puso en evidencia muchos problemas en el proceso de distribución.

Se prevé que los ingresos del comercio electrónico representen 6.54 billones de dólares en 2022, según Statista,

Bogotá, marzo de 2021. NEORIS, aceleradora digital global, durante el 2020 ayudó a varias organizaciones a reducir hasta un 30% de costos operativos a través de la implementación de la tecnología indicada y la adecuación de procesos claves. En 2021 apostar por lo disruptivo, innovador y digital ya no es opcional.

En estos primeros meses se ha percibido cómo las empresas se han aferrado de manera exponencial a esas tendencias que les han ayudado en este duro camino; tendencias entre las que se incluyen el consumo de la tecnología como servicio, la adopción de la nube, el eCommerce, los espacios de trabajo híbridos, la toma de decisiones basada en los datos o la ciberseguridad – pilares de la transformación digital –, que ya eran imparables antes del COVID-19, y que sin duda serán protagonistas en 2021.

La tendencia del comercio electrónico, por ejemplo, ya estaba presente en nuestras vidas, pero se ha acelerado aún más con la pandemia. Según la Oficina del Censo de Estados Unidos (U.S. Census Bureau), creció 44.5% y 36.7% durante el segundo y tercer trimestre de 2020 respectivamente. Los países emergentes vieron incrementos aún más fuertes que las naciones desarrolladas, según una encuesta de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD).

Si hablamos de sectores concretos, es un hecho que el logístico ha sido uno de los que ha dado un salto cuantitativo en este aspecto, derivado del imparable aumento de las compras online que se mencionaba antes. Por supuesto no podemos olvidarnos del sector salud, con la puesta en práctica de las video-consultas o la atención telemática a los pacientes. Lo mismo pasó con la educación y el consumo de contenidos educativos online.

A nivel mundial las empresas que más sufrieron el impacto de la pandemia fueron aquellas vinculadas al turismo y las aerolíneas. Por otro lado, la industria de la alimentación, las exportadoras y las empresas de comercio electrónico, lograron esquivar los golpes de esta recesión. En el caso de las empresas de retail, la mayoría fortaleció sus canales de eCommerce para substituir los modelos de venta tradicionales ante la imposibilidad de abrir los comercios.

Los incontables desafíos pueden ser resueltos a través del uso inteligente de la digitalización sacando el máximo provecho de la tecnología, como es el caso de Smart E-Commerce, solución que ofrece una experiencia conectada para anticiparse las demandas de los clientes e impulsar dinámicamente los precios, la promoción, la distribución y entrega de los productos”, añadió Fernando Silvestre, Country Manager para Colombia de NEORIS.

A pesar de notar una cierta resistencia al cambio, especialmente en los mercados latinoamericanos, hoy las conversaciones del 2021 son distintas a las del 2020. Uno de los principales desafíos para las compañías de todos los sectores industriales fue navegar a lo largo del período de incertidumbre y conseguir realinear sus planes comerciales para adaptarse a una nueva realidad y poder seguir ofreciendo sus servicios a los consumidores y clientes finales.

En su reporte Insights 2021: “El desafío después de la nueva normalidad”, creado por los líderes y expertos tecnológicos de NEORIS, se muestra el know how de la compañía, se analiza el panorama empresarial y de innovación más reciente como consecuencia de la pandemia y se muestran próximos pasos que deben tomar las empresas para retrabajar y reformular en las nuevas oportunidades del 2021.

Después de la pandemia, el futuro es de quienes se atreven a comportarse como compañías tecnológicas. Donde surge un problema hay un momento para crear una oportunidad, el 2021 es el año para la disrupción. La transformación digital estratégica es ahora fundamental y necesaria para que las organizaciones impulsen su crecimiento”, comentó Martín Méndez, CEO de NEORIS.

Sin duda alguna el mundo nunca volverá a ser el mismo después del 2020. Un evento de esta magnitud generó la inevitable necesidad de ser flexibles al cambio y de transformación, tanto de las organizaciones como de la fuerza de trabajo. Las empresas han necesitado reorganizarse, invertir en nuevas infraestructuras y adaptarse a la hiperconectividad. El desafío pasará por la planificación a largo plazo y el uso inteligente de lo aprendido, la capitalización sobre los cambios realizados en estos meses y la consolidación de las nuevas formas de trabajo.

Para descargar el informe completo, visite: https://www.neoris.com/es/insights-2021