La tarjeta de crédito, este es el medio de pago preferido por los compradores en línea (36%), seguido del pago contra-entrega (27%).

La comodidad y el impulso son las principales motivaciones a la hora de comprar en línea, mientras que los costos y tiempos de envío son de los aspectos más delicados para los consumidores. 

Bogotá. Marzo de 2021

En medio de la crisis económica y social que afronta el mundo a causa del Covid 19, el comercio electrónico atraviesa su mejor momento en Colombia, al registrar en 2020 un crecimiento del 28%.

Las positivas cifras reflejan que los consumidores colombianos están cambiando sus hábitos de compra, y así lo demuestra también el estudio de consumo, percepción y comportamiento del comercio electrónico en Colombia, adelantado por el experto en E-Commerce Juan David Camargo y la firma EcoAnalítica.

En el estudio adelantado en 10 ciudades capitales de Colombia, el 60% de las mujeres manifestaron que su forma preferida para comprar por internet en 2020 fue vía redes sociales, mientras que la mayoría de los hombres prefirieron adquirir bienes y servicios a través de páginas web.

A pesar que Colombia sigue siendo un país con una baja inclusión financiera, pues solo el 14% de la población cuenta con tarjeta de crédito, este es el medio de pago preferido por los compradores en línea (36%), seguido del pago contra-entrega (27%).

Frente a estos resultados, Juan David Camargo señaló que “el alto porcentaje de preferencia entre los colombianos por los pagos contra-entrega responde a la baja tasa de bancarización del país y a la desconfianza que existe por los pagos electrónicos, sin duda uno de los principales retos del sector”.

Los centenials y millenials son los grandes influenciadores en Colombia: cualquier decisión de consumo que tome una persona mayor de 40 años estará afectada por la opinión de alguien entre 18 y 38 años, quienes han venido incursionado y manteniéndose por el contexto de la pandemia en mercados on-line.

Por otro lado, Andrés Pérez, gerente general de EcoAnalítica manifiesta que “productos para mascotas tienen una participación significativa en las tendencias de compra por internet en Colombia, están al mismo nivel de compras de bienes de primera necesidad, probablemente por la reducción del promedio de personas en las familias de los estratos medios y altos, sumado a la adquisición de mascotas en el último año por compañía. De acuerdo con lo anterior, una persona que compra con alta frecuencia por internet es probable que tenga una mascota”.

De igual manera, se determinó que, a la hora de comprar en línea, hay una gran cantidad de factores psicológicos que entran en juego.

Y es que, dentro de los detonantes indicados por los colombianos, sobresale la comodidad, entendiendo la conveniencia de la tecnología, la reducción de desplazamientos y el distanciamiento social que implicó en 2020. De igual manera, se encontró que las recomendaciones y el envío gratis tienen más incidencia en la mente de los consumidores que encontrar un mejor precio.

Las compras por impulso también representaron un alto porcentaje, lo cual muestra que cada vez más usuarios descubren nuevos productos mientras navegan por canales online.

Por otro lado, los altos tiempos de entregas o la preocupación de pagar por un producto y que llegue algo distinto son las dos razones principales por las cuales los colombianos se desmotivan a la hora de comprar en línea.

Un aspecto a resaltar del estudio es la exigencia que existe por los colombianos respecto a los envíos: 2,3 días es el tiempo promedio considerable como aceptable que debería tardar el envío de una compra en internet. De igual forma, el 94% de los compradores no pagaría por costos de envío para compras superiores a $200.000.

Sumado a ello, el 72% de los colombianos indicaron preferir comprar desde dispositivos móviles y el 28% restante a través de computadores.

Las opiniones concuerdan con las tendencias actuales, pues en todo el mundo, el crecimiento del comercio electrónico está impulsado principalmente por los consumidores que utilizan sus dispositivos móviles (teléfonos y tabletas), para efectuar sus compras. Según las estimaciones de eMarketer, en 2021, el comercio electrónico móvil podría representar casi las tres cuartas partes (72,9%) de las ventas hechas por internet.

Por otra parte, se destacó en el estudio la experiencia del usuario, toda vez, que la velocidad de carga de la página web y las fotos y videos de los productos fueron considerados como los dos aspectos que más importan a la hora de comprar por internet, siendo de mayor importancia para las mujeres.

Perspectivas

El consumismo verde está en auge: el 95% de los colombianos valorarían más una tienda virtual si esta tiene prácticas amigables con el medio ambiente. De igual manera, a medida que los usuarios se vayan acostumbrando a usar productos digitales, se espera que la experiencia del usuario sea cada vez más exigente.

Tendencias como el comercio electrónico transmitido en vivo, la personalización y la realidad aumentada serán clave dentro de 2021.

Ingresa al estudio total: https://juandcamargo.com/estudio-del-comercio-electronico-en-colombia-2020.pdf