La Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI) analizó cuatro alternativas, de las cuales recomienda la n.3, al considerar que presenta menor vulnerabilidad frente a la erosión de la margen derecha del río Magdalena.

El concepto técnico recomienda acciones de dragado controlado e inducido sobre la isla Tamarindo que permitan redistribuir los caudales y disminuir las velocidades del río, al igual que proteger la orilla con el fin de evitar la pérdida continua de tierra.

El Gobierno nacional estudia las recomendaciones presentadas por los expertos y las socializa para dar una solución acorde a las necesidades técnicas y sociales.

Bogotá, D. C. marzo de 2021

Tras recibir el concepto técnico de alto nivel por parte de la Sociedad Colombiana de Ingenieros (SCI), el Gobierno nacional, a través del Ministerio de Transporte y sus entidades adscritas, socializó con la comunidad el resultado del estudio que brinda una solución definitiva, eficiente y acorde a las necesidades técnicas y sociales de la vía Salamina – El Piñón, en beneficio de los habitantes del departamento del Magdalena.

La viceministra de Infraestructura, Olga Lucía Ramírez, aseguró: “Este concepto técnico emitido por la SCI es muy importante, porque es el punto de partida para dar una solución definitiva a los problemas registrados en la vía y en la orilla del río. Las labores serán desarrolladas después de ser socializadas con la comunidad y estudiadas por el equipo de expertos de entidades adscritas al Ministerio de Transporte, como INVÍAS y Cormagdalena”.

Por su parte, el presidente de la SCI, Germán Pardo Albarracín, hizo un balance de los trabajos desarrollados en este corredor: “Este concepto se desarrolló de manera integral, durante estos meses especialistas en temas ambientales, geotécnicos, prediales, hidráulicos, sintéticos y vías revisaron cada uno de los puntos afectados por la erosión. De este modo logramos determinar las acciones presentadas en el estudio, emitiendo nuestro concepto para una solución a mediano plazo”.

Para el nuevo tramo vial, la SCI estudió cuatro alternativas: la primera consiste en desplazar el eje de la vía, manteniéndose lo más próximo posible a la orilla del río, cerca del tramo afectado por el fenómeno erosivo; la segunda utiliza la vía alterna que actualmente conecta a los municipios (sobre la cual se adelantan labores de mejoramiento) y llega directamente a la cabecera municipal de Salamina; la tercera es una opción intermedia que aleja a la vía aproximadamente 1 km de la orilla del río y que se conecta a la altura de la zona del ferry; finalmente, la cuarta alternativa es el mismo tramo de la alternativa 3, pero llegando hasta la entrada del municipio. Tras hacer el análisis respectivo la SCI recomendó la n.o 3, al considerar que presenta menor vulnerabilidad frente a la erosión de la margen derecha del río Magdalena. Por otra parte, el uso de los carreteables existentes permite implementar herramientas ambientales para proyectos viales de mejoramiento, lo que optimiza el tiempo en los permisos pertinentes y facilita el inicio de la construcción de la vía a mediano plazo.

Parámetros de diseño de la alternativa n.o 3

parametros

Velocidad de diseño: 60 km/h

Tipo de vía: primaria

Ancho de calzada: 7,3 m

Ancho de berma: 2,0 m

Peralte máximo 8,0%

Radio mínimo: 113 m

Pendiente longitud mínima: 0,3%

Longitud: 5,09 km

El director técnico del INVÍAS, Guillermo Toro Acuña, manifestó: “Esta recomendación presentada por la Sociedad Colombiana de Ingenieros es muy importante para la Entidad, teniendo en cuenta que los criterios de valoración están basados en todo el componente ambiental legalmente establecido, enfocado principalmente en la ronda hídrica del río y su propia dinámica”.

En cuanto al río, el concepto de la SCI recomienda acciones de dragado controlado e inducido sobre la isla Tamarindo que permiten redistribuir los caudales y disminuir las velocidades del río, al igual que la protección de la orilla con el fin de evitar la pérdida continua de tierraDe acuerdo con seis escenarios contemplados, se podría requerir un volumen de dragado de unos 1.876.000 m3 en el brazo izquierdo de la isla Tamarindo. Estas actividades de dragado deben ser ejecutadas de manera previa o, a lo sumo, de manera simultánea a la ejecución de las actividades de protección marginal.

El director de la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena), Pedro Pablo Jurado, aseguró: “El concepto dado por la SCI estableció la conveniencia de establecer un programa inmediato de mediciones en campo de caudales y niveles en diferentes secciones y en distintos momentos, así como tomas de muestras granulométricas para la caracterización del material del fondo y en suspensión que sirvan de insumo para la calibración de la modelación hidrodinámica y sedimentológica y para la adecuada toma de decisiones en cuanto a las inversiones a realizar en el río Magdalena. Al respecto, Cormagdalena, a través de su centro de investigación, realiza monitoreo permanente en la zona y cuenta con un modelo calibrado de lecho móvil que le ha permitido establecer las actuaciones requeridas a fin de mitigar la situación existente”.

Con este tipo de acciones el Gobierno nacional ratifica su compromiso con los habitantes y usuarios de este corredor vial que se vio afectado por la temporada de lluvias registrada el año pasado y prosigue en su objetivo por preservar y mejorar las condiciones de movilidad de los colombianos.

Con información suministrada por el Instituto Nacional de Vías, Invías