Una pintura de Vincent Van Gogh de una escena callejera de París alcanzó el jueves en una subasta 14 millones de euros (16,47 millones de dólares), pero luego volvieron a ponerla bajo el martillo y se vendió por una cifra menor.

La casa de subastas Sotheby’s dijo que hubo una falla con su sistema de licitación online durante la primera venta de la pintura, que estuvo en una colección privada durante más de un siglo.

La pintura “Escena callejera en Montmatre” recibió una oferta de 11,25 millones de euros la segunda vez. Con los costos, se vendió por 13,1 millones de euros.

Esto excedió los 5-8 millones de euros que la casa de subastas había estimado por la obra, pintada en 1887 mientras el artista se alojaba con su hermano Theo en la capital francesa.

La subasta tuvo lugar en París con ofertas en línea o por teléfono desde esa ciudad, Nueva York y Hong Kong.

La pintura, que muestra a un hombre y una mujer paseando del brazo junto a una valla destartalada con un molino de viento de fondo, proviene de una colección de una familia francesa.

Es parte de una serie que Van Gogh produjo de escenas en Montmatre, un distrito empinado de París dominado en la actualidad por la iglesia de Sacre Coeur.

Van Gogh llegó a París en 1886 y dejó la ciudad en 1888, diciendo que estaba cansado de su frenético ritmo de vida.

Se mudó al sur de Francia, donde se cortó parte de la oreja durante un episodio de enfermedad mental. El artista luego se pegó un tiro y murió cerca de París el 29 de julio de 1890.

(Reporte de Dominique Vidalon; Editado en español por Lucila Sigal)

Yahoo Noticias Agencia Reuters Foto internet EFE