Pacientes con trasplante de hígado tienen más riesgo de contraer Covid-19

107

La investigación se realizó en 22 centros de trasplante españoles e identificó a 111 personas trasplantadas afectadas por el coronavirus1.

En Colombia sociedades científicas piden que pacientes con trasplante de hígado y corazón tengan los mismos derechos de acceso al tratamiento que trasplantados de riñón.

Bogotá marzo de 2021

De acuerdo con el estudio publicado en Journal of Hepatology, los pacientes con trasplante de hígado y un tratamiento inmunosupresor desarrollan cuadros graves de COVID-19 con menos frecuencia a pesar de que tienen más riesgo de contraer el virus[1]. La investigación fue realizada por científicos españoles del Centro de Investigación Biomédica (CIBER) de Enfermedades Hepáticas y Digestivas.

Entre los hallazgos, los investigadores encontraron que el fármaco inmunosupresor más utilizado en trasplante hepático se ha relacionado con una menor necesidad de ventilación mecánica, menos ingresos en UCI y menos riesgo de fallecimiento1.

Al respecto, la Asociación Colombiana de Trasplantes de Órganos (ACTO) destaca los hallazgos del estudio y los resultados de las terapias inmunosupresoras en pacientes trasplantados, sin embargo, enfatiza en el llamado para que personas con trasplantes de hígado y corazón en nuestro país puedan acceder a las mismas terapias que los pacientes de riñón. “Lamentablemente, las opciones terapéuticas de inmunosupresión que están disponibles para trasplantados de riñón y que se ha probado científicamente que también son efectivas para trasplantados de hígado y corazón no están incluidas en su Plan de Beneficios en Salud -PBS” asegura el doctor Jairo Rivera, especialista de Trasplante Hepatobiliar de la Fundación Cardio Infantil.

Según las estadísticas de la RedData del INS, en Colombia hay más de 2.600 personas esperando un riñón, 161 están en lista por hígado, 24 necesitan trasplante de corazón y 40 requieren un nuevo pulmón[2]. Sin embargo, especialistas afirman que luego de que se consigue el donante y realiza el trasplante, el mayor reto es lograr que sea un procedimiento exitoso.

En nuestro país es preocupante el escenario al que se enfrentan pacientes con trasplante de hígado y corazón. Por eso, es muy importante asegurarles acceso a tratamientos como Tacrolimus, siendo este fundamental para evitar que rechacen o pierdan el injerto”, dijo el doctor Rivera, luego de afirmar que definitivamente estos pacientes deberían tener acceso a las mismas opciones terapéuticas que tienen los pacientes de riñón.

La Asociación Colombiana de Trasplante de Órganos estima que alrededor de 10.000 pacientes actualmente viven con un trasplante de corazón, pulmón, páncreas, hígado, riñón o intestino, argumento para tener en cuenta en la justificación de la actualización en este campo del Plan de Beneficios en Salud (PBS). Sobre el tema, el doctor Rivera asegura que “es importante que los pacientes de hígado y corazón accedan a opciones terapéuticas seguras y eficaces, porque la falta de adherencia al tratamiento es la principal causa de pérdida de trasplantes en el mundo y esta sería una manera de contrarrestar la situación”.[3] 

La Organización Mundial de la Salud -OMS- y la Organización Panamericana de la Salud -OPS- consideran la donación y el trasplante como temas de vital importancia y han sumado esfuerzos para generar estrategias y políticas de acceso a medicamentos. En la sesión 71 del Consejo Directivo de la OMS para las Américas realizada en el 2019 se creó una estrategia y plan de acción sobre donación y acceso equitativo a trasplantes de órganos, tejidos y células que busca mejorar y garantizar una atención integral a los receptores, desde la adquisición u obtención del trasplante hasta el acceso a los medicamentos inmunosupresores a través del financiamiento3.

En Colombia el PBS debe actualizarse integralmente una vez cada dos años3 y para 2021, la actualización será encabezada por el Ministerio de Salud. En dicho proceso, funcionarios públicos como la viceministra de Protección Social, Olinda Gutiérrez, y el director de Regulación de Beneficios, Costos y Tarifas de Aseguramiento en Salud, Félix Régulo Nates, tendrán un papel fundamental. Por esto, el llamado de las sociedades científicas para el sector público es a que pacientes con trasplantes de riñón, corazón e hígado tengan los mismos derechos y puedan acceder a las opciones terapéuticas más adecuadas para mejorar su calidad de vida.

[1] Journal Hepatology. Epidemiological pattern, incidence, and outcomes of COVID-19 in liver transplant patients. (Ver link)

[2] Información suministrada por FUNDONAR y ACTO para la redacción de este contenido de prensa.

[3] Cartas de ACTO y Asociación Colombiana de Hepatología al Min Salud. Octubre 2020