Con el objetivo de asegurar el acceso al agua potable y saneamiento básico en las zonas rurales a través de soluciones tecnológicas apropiadas y procesos de participación de las comunidades, el Gobierno del Presidente Iván Duque, adopta el Plan Nacional de Abastecimiento de estos servicios públicos para favorecer a las familias que habitan en el campo.

“Esta es una estrategia de alcance nacional que beneficiará a todas las zonas rurales de Colombia, priorizando acciones en las regiones pertenecientes al Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial que conocemos como PDET. Con este Plan buscamos reducir la brecha en la prestación de los servicios de agua potable y saneamiento básico en zonas rurales, fortaleciendo la inversión, planificación y el mantenimiento de las infraestructuras que finalmente se traducen en una mejor calidad de vida para nuestras familias campesinas”, dijo el ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Jonathan Malagón.

El viceministro de Agua, Jose Luis Acero, informó que el Plan prevé que la implementación de las acciones contempladas sea gradual.

“Para todos los planes que componen el plan marco de implementación del acuerdo de paz, se estableció un horizonte de cumplimiento que va hasta el año 2031, cubriendo así tres periodos de Gobierno. La focalización privilegiará 170 territorios PDET, sin desconocer que el marco de intervención prevista pueda beneficiar un mayor número de municipios”, explicó Acero.

Vale la pena resaltar que la ruta de formulación del Plan Nacional de Abastecimiento de Agua Potable y Saneamiento Básico Rural se realizó con conjunto con el equipo técnico de la Agencia de Renovación del Territorio (ART), el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y la Consejería Presidencial para la Estabilización y la Consolidación.

Conozca aquí la Resolución 0076 de 2021