El presidente de la Unión Alemana de Medicina Intensiva y de Urgencias (DIVI), Gernot Marx, advirtió de que las unidades de cuidados intensivos están llegando al límite en Alemania y pidió restricciones más severas de las que rigen en el país para revertir la tendencia.

“Estamos corriendo con los ojos abiertos hacia la perdición”, dijo Marx, que pide un cierre de la vida pública de dos o tres semanas, en declaraciones que recoge la revista “Der Spiegel”.

“Eso salvaría muchas vidas y protegería a mucha gente de secuelas del coronavirus”, aseguró.

Según los regitros de la DIVI, actualmente hay 1.644 camas libres en las ucis alemanas. Desde el 10 de marzo el número de pacientes en cuidados intensivos ha subido de 2.727 a 3.448.

“La cifra seguirá creciendo exponencialmente en las próximas semanas, hagamos lo que hagamos”, dijo el director médico del registro central de la DIVI, Christian Karagianniddis.

Según Kariaganidis, la situación sería verdaderamente crítica a partir de 5.000 pacientes de coronavirus en las ucis.

Su colega Steffen Weber-Cartens dijo que la gente no ha comprendido lo crítica que llegó a ser la situación entre navidades y comienzos de enero, cuando hubo que trasladar gente del centro y del este de Alemania al norte del país.

Yahoo Noticias Agencia EFE Foto internet EFE