Así lo hicieron saber en un comunicado que la organización hizo llegar  a la redacción de este medio digital.

El texto del pronunciamiento es el siguiente:

MOVIMIENTO SOCIAL DE MUJERES DEL ATLÁNTICO
RECHAZA EL LENGUAJE VIOLENTO QUE USAN ALGUNOS LOCUTORES EN
EL DEPARTAMENTO

El día viernes 22 de marzo 2021 el señor JEIMISON OCHOA, locutor de la emisora más escuchada en Barranquilla, Olímpica Estéreo, se pronunció de manera deshonrosa, humillante atentando contra la dignidad de las mujeres, promoviendo la cosificación y reproduciendo patrones, modelos y estereotipos de violencia de género arraigados en el medio radial, tal como se presentó con otros locutores, los señores Rubén Villa de emisora Digital Stereo y el señor Edgardo Carreño de emisora cafetal stereo quienes fueron separados de sus cargos y ahora se encuentran judicializados por violencia de género.

La violencia mediática es una forma de violencia verbal y simbólica, entendida como aquella que transmite dominación, desigualdad y discriminación, naturalizando la subordinación de las mujeres y atentando contra la dignidad de las personas por la condición de género legitimando patrones socioculturales en la sociedad. Es inaceptable que en una situación como la actual, de inseguridad, hambre, desempleo, violencia intrafamiliar, aumentos de Feminicidios y pandemia, los medios de comunicación profundicen estas problemáticas en vez de usar su relevancia social como un referente positivo en la construcción de la imagen del mundo que elabora cada persona.

El derecho de las mujeres a vivir sin violencia está consagrado en los acuerdos internacionales como la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (CEDAW), en especial a través de sus recomendaciones generales núm. 12 y 19, de la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer de las Naciones Unidas y la Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las Mujeres, de Belém do Pará.

La ley 1257 de 2008, tiene como objetivo adoptar todos las medidas necesarias para que todas las mujeres en Colombia vivan una vida libre de violencia, tanto en el ámbito público como en el privado, además garantiza el ejercicio de los derechos reconocidos en el ordenamiento jurídico, por ello, en el artículo 10 de dicha ley, los medios de comunicación están obligados a elaborar programas de difusión que contribuyan a erradicar la violencia contra las mujeres en todas sus formas, a garantizar el respeto a la dignidad de la mujer y a fomentar la igualdad entre hombres y mujeres, evitando toda discriminación contra ellas.

Invitamos hacer una transición hacia un nuevo paradigma de la comunicación como derecho, por ello estamos sometiendo al debate y reflexión las prácticas y discursos muy arraigados en el imaginario social que los medios naturalizan o reproducen:

Mandatos construidos históricamente y transmitidos de generación en generación que atribuyen espacios, roles y tareas diferenciadas para mujeres y varones, estereotipos que discriminan o niegan la diversidad y pluralidad de maneras de ser y estar, colectivos sociales estigmatizados o invisibilizados de la escena pública por su condición de género.

Por las razones anteriores, les recordamos que como medios de comunicación y parte de la sociedad tienen la obligación, según el artículo 15 de la ley 1257 de 2008 de abstenerse de realizar todo acto o conducta que implique discriminación contra las mujeres, Denunciar las violaciones de los derechos de las mujeres y la violencia y discriminación en su contra. Y la más importante participar activamente en la formulación, gestión, cumplimiento, evaluación y control de las políticas públicas relacionadas con los derechos de las mujeres y la eliminación de la violencia y la discriminación en su contra.

Es por ello, que como movimiento social de mujeres seguimos comprometidas en brindarles apoyo y formación a sus funcionarios y contratistas sobre las políticas públicas de mujeres y género. De igual manera, exhortamos a los periodistas a profesionalizarse en sus roles y oficios, atendiendo las ofertas de las distintas instituciones de educación superior pública y privadas, así como los cursos de actualización para evitar que se siga desnudando el analfabetismo funcional de algunos locutores.
Finalmente,

EXIGIMOS:

1. Que el señor MIGUEL CHAR Y TODOS LOS DIRECTORES DE PROGRAMAS RADIALES DE ORGANIZACIÓN RADIAL OLIMPICA censuren y eliminen de sus programaciones este tipo de programas generadores de discriminación y estereotipos contra las mujeres.

2. Que el señor JEIMINSON OCHOA se retracte de sus múltiples comentarios y publicaciones revictimizantes contra las mujeres atlanticenses.

3. Que el ministerio público cumpla su rol de ente garante de los derechos humanos en este tipo de actuaciones.

4. Que la Secretaria Departamental de la mujer y equidad de géneros, la oficina Distrital de la mujer y los mecanismos municipales de género se pronuncien y creen un protocolo de lenguaje y abordaje correcto de las violencias contra las mujeres en los medios de comunicación.

FIN DEL COMUNICADO.

MOVIMIENTO AMPLIO SOCIAL DE MUJERES DEL ATLÁNTIC