Del miércoles 7 al viernes 9 de abril, los habitantes de las islas de San Andrés y Providencia podrán entregar los residuos que no han podido disponer debido a que no se cuenta con una ruta permanente o se desconoce cómo hacerlo, una acción importante de la Operación Cangrejo Negro del Sistema Nacional Ambiental.

Esta actividad es posible gracias a un compromiso enmarcado en el plan de reconstrucción de la isla de Providencia, luego de la declaratoria de desastre en el archipiélago tras el paso del huracán Iota. La iniciativa es liderada por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, con el apoyo de entidades públicas y privadas.

Para llevar a cabo la actividad, se han establecido varios puntos de recolección. En Providencia será en la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina (Coralina), y en San Andrés se habilitarán dos puntos en Cañón de Morgan y Parque Manawar, los cuales estarán disponibles del 7 al 9 de abril, y el día 10 se organizarán los residuos para su gestión ambientalmente responsable.

La jornada, la más grande que se ha convocado, hace parte de la ejecución de programas y sistemas de recolección selectiva de residuos sujetos a posconsumo, a partir de la aplicación del principio de responsabilidad extendida del productor, en el marco de la implementación de la Política Ambiental para la Gestión Integral de Residuos o Desechos Peligrosos y la Política Nacional para la Gestión Integral de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE), facilitando, a su vez, el desarrollo de la Estrategia Nacional de Economía Circular (ENEC), de la que Colombia es líder.

Se estima recolectar en San Andrés y en Providencia alrededor de 50 toneladas, aproximadamente 326 m3 de residuos sujetos a posconsumo, los cuales serán transportados al continente por vía aérea y marítima, en aras de garantizar un adecuado manejo de estos mediante gestores autorizados.

El ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Carlos Eduardo Correa, destacó el interés de las entidades y programas posconsumo en sumarse a esta gran jornada en el archipiélago, lo que da cuenta del compromiso con el medio ambiente, de protegerlo y preservarlo. “Venimos adelantando acciones conjuntas con diferentes entidades, tanto públicas como privadas, que contribuyen con la reconstrucción del archipiélago de manera sostenible, enfocados en la restauración ambiental de la riqueza ecosistémica y ambiental de las islas”, comentó el ministro.

Correa resaltó el gran aporte que están haciendo las Fuerzas Militares en cabeza del Comando General, la Armada de Colombia, la Fuerza Aérea y el Ejército Nacional, organismos que proveerán el transporte marítimo y aéreo desde el archipiélago hasta el continente, y que dispondrán de personal operativo para el apoyo de la jornada.

Entre 2010 y 2019 se gestionaron 585.459 toneladas (ton) de residuos sujetos a posconsumo, lo que representa el 75 % de la meta total, y de las cuales 192.179 ton han sido gestionadas en los años 2018 y 2019 (33 % del total acumulado), un avance fundamental para el país y la implementación de las políticas ambientales en esta materia, así como de la Estrategia Nacional de Economía Circular.

La campaña se realiza en colaboración con los siguientes actores: Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible; Coralina; Comando General de las Fuerzas Militares; Defensa Civil, Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Desastre, Gobernación del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y la Alcaldía de Providencia.

Se sumaron, además, los programas posconsumo: Aprovet, Coéxito S.A.S., las corporaciones Campo Limpio, Cierra el Ciclo, EcoCómputo, Lúmina, Pilas con el Ambiente, Posconsumo Colectivo Recoenergy, Posconsumo de Llantas Rueda Verde, Red Verde y Punto Azul, así como Digital Green Posconsumo Línea Gris, Ecogestiones llantas, Fundación Bioentorno RLG Colombia, Recopila y Tronex.

Los residuos posconsumo que se recolectarán son:

– Bombillas (lámparas fluorescentes compactas y tubulares; alumbrado público-HID).
– Baterías usadas de plomo ácido (carros y motos).
– Llantas usadas de carros, motos y bicicletas.
– Medicamentos vencidos (de uso humano y veterinario).
– Pilas y acumuladores portátiles (de radios, linternas, de celular, etc.).
– Envases y empaques de plaguicidas de uso agrícola, veterinarios y de salud pública.
– Envases y empaques de plaguicidas domésticos (aerosoles).
– Línea gris (computadores e impresoras); línea blanca (neveras, aires acondicionados, TV, lavadoras y hornos microondas).
– Envases y empaques de cartón, plástico, papel, metal y vidrio (reciclables).