Dos militares venezolanos más murieron al estallar una mina antipersonal durante los combates en una región fronteriza con Colombia, en la que se enfrentan desde el pasado 21 de marzo a un grupo armado que varias ONG han identificado como disidentes de las FARC, informaron este jueves fuentes oficiales.

Los dos fallecidos fueron identificados como el sargento primero Andriel Istúriz Sojo y el sargento segundo Jesús Alexander Vásquez Pérez, que se suman al mayor Edward Ramón Cobo Segovia y el primer teniente Yonathan Miguel Duarte, que fallecieron en los primeros días de combates, detalló un comunicado del Ministerio de Defensa.

Además, la información oficial, que sigue sin identificar el grupo al que se enfrentan, elevó a nueve el número de “terroristas neutralizados”, una palabra usada con ambigüedad que no permite aclarar si fallecieron o fueron arrestados.

Hasta ayer, habían confirmado la “neutralización” de seis miembros de ese grupo armado.

Pese a que no han confirmado la banda armada con la que se enfrentan y solo han informado que es de origen colombiano, los militares han difundido en días previos fotografías de uniformes incautados con las siglas de la antigua guerrilla colombiana de las FARC.

La información oficial, firmada por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, también reporta la detención de 31 personas que “fueron puestas a orden del Tribunal Militar 14 de Control con medida privativa de libertad”, así como de una ciudadana “que será presentada en las próximas horas” ante la misma corte.

También fueron desactivados seis artefactos explosivos en distintos ejes carreteros y destruidos nueve campamentos, entre los que hay uno empleado para el procesamiento de pasta de cocaína.

En los combates han sido heridos nueve militares, “a quienes se les está prestando la debida atención médica en la red de salud militar”.

El comunicado no menciona a los periodistas Luis Gonzalo Pérez y Rafael Hernández, del canal internacional NTN24, que han sido detenidos junto a los activistas Juan Carlos Salazar y Diógenes Tirado, de la ONG Fundaredes, que ha difundido información de los combates desde su comienzo.

Según el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP), los cuatro se encuentran bajo arresto en la Brigada 92, fuerte Sorocaima de Guasdualito, en el municipio Páez, del estado Apure.

Sin embargo, el comunicado del Ministerio de Defensa destaca que han observado “cómo los operadores de la canalla mediática despliegan sus sucias manipulaciones para atizar la violencia en el Alto Apure”.

Yahoo Noticias Agencia EFE Foto internet EFE