Camacol Bogotá y Cundinamarca hizo un llamado a la administración distrital para que se replantee la propuesta de hacer cierre de las actividades económicas.

El cumplimiento de los protocolos y el riguroso cuidado individual entre las alternativas que esperan seguir apoyando para superar el tercer pico de la pandemia.

Mantener la reactivación segura de las actividades económicas es el llamado del gremio de los constructores de Bogotá a la administración distrital. El llamado lo hacen después de conocer los planteamientos de la Alcaldesa Mayor en los que se anuncia el esquema de cuarentena general, lo que traería el cierre de las diferentes actividades económicas, impactando a las empresas y con por consiguiente el ingreso de los hogares bogotanos.

“Después de un año de aprendizajes en el manejo de la pandemia, no creemos que cerrar las actividades económicas sea una alternativa. La experiencia nos ha enseñado, por lo menos desde la actividad edificadora, que el cumplimiento estricto de los protocolos de bioseguridad es la manera de evitar la propagación del virus”, explicó el gerente de Camacol B&C, Alejandro Callejas Aristizábal.

Durante este año, las empresas han invertido importantes presupuestos en adaptar sus instalaciones y cumplir con los protocolos de bioseguridad, lo que les ha permitido detectar los casos a tiempo y registrar niveles de contagio bastante bajos. Por eso, el dirigente gremial recalcó la necesidad de seguir en esa línea que ha dado buenos resultados y con la que los empresarios han estado muy comprometidos. “Desde el sector empresarial formal hemos apoyado, y lo seguiremos haciendo, las medidas que tome la administración para atender la pandemia, pero no le encontramos sentido al cierre general de todas las actividades en la ciudad”, agregó Callejas.

Y es que el sector privado fue el primero en unirse a los esfuerzos para fortalecer el sistema hospitalario y la red de UCI para que no se tenga que llegar a este tipo de medidas extremas, y menos cuando ya se ha iniciado el proceso de vacunación.

Para el gremio de los constructores, mantener los horarios y los aforos establecidos, seguir el estricto cumplimiento de los protocolos de bioseguridad y, sobre todo, fortalecer el cuidado individual, le permitirá a la ciudad superar el nuevo pico que se avecina sin impactar la economía más de lo que ya se ha visto afectada.