El actor británico Paul Ritter, conocido por su trabajo en las series Chernobyl y Friday Night Dinner y en la saga de Harry Potter, murió a los 54 años a raíz de un tumor cerebral.

“Con gran tristeza podemos confirmar que Paul Ritter falleció anoche”, confirmó su agente a los medios y agregó: “Murió en paz, en su casa, con su esposa Polly y sus hijos Frank y Noah a su lado. Tenía 54 años”.

Además expresó: “Paul era un actor excepcionalmente talentoso que interpretaba una enorme variedad de papeles en el escenario y la pantalla con una habilidad extraordinaria. Era tremendamente inteligente, amable y muy divertido. Lo extrañaremos mucho”.

La prolífica producción de Ritter en la pantalla chica incluyó papeles clave en el éxito de HBO de 2019 Chernobyl y anteriormente en la producción británica No Offense (2015), de Paul Abbott. Entre sus créditos cinematográficos se encuentran la película de James Bond, 007 Quantum of Solace (2008), y Harry Potter y el misterio del príncipe (2009). También se lo podrá ver en el próximo drama de John Madden sobre la Segunda Guerra Mundial Operation Mincemeat (2021), protagonizada por Colin Firth, y en la retrospectiva del décimo aniversario de Friday Night Dinner, que se estrenará a finales de año.

Ritter también era conocido por su desempeño en los escenarios. Fue nominado a un premio Olivier en 2006 por la obra Coram Boy, así como también a un Tony en 2009 por la producción The Norman Conquests.

El creador de Friday Night Dinner, Robert Popper, tuiteó: “Devastado por esta noticia terriblemente triste. Paul era un ser humano encantador y maravilloso. Amable, divertido, súper cariñoso y el mejor actor con el que he trabajado”.

Yahoo Noticias lanacion.com Foto internet