Así se deduce de la respuesta que dio la administración distrital a una pregunta que le hizo La Gran Noticia al alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, respecto de quién es el dueño de las utilidades futuras que se usarían para readquirir la mayoría accionaria de Triple A.

La gaseosa respuesta de la Alcaldía distrital es del siguiente tenor:

Nos permitimos dar alcance a su solicitud de la referencia haciéndole la siguiente precisión
que hacen nugatorio su respuesta.

Entiéndase que hasta la fecha el Dr. JAIME PUMAREJO HEINS, en su condición de
representante legal del ente Territorial Distrito de Barranquilla, solo ha hecho público la
intención de compra de las acciones de la empresa Triple A, una vez se inicie formalmente el proceso ante la SAE para recuperar dichas acciones, podremos hacer público entre otros
aspectos técnicos y jurídicos, su inquietud sobre la eventual asignación de utilidades futuras.

Cordialmente,

ADALBERTO DE JESÚS PALACIOS BARRIOS

Secretario Jurídico Distrital

Lo que no se entiende en esta redacción es la utilización del término nugatorio que se refiere a una palabra que “se utiliza para definir una situación engañosa, un fraude, decepción. Cuando un individuo está en una situación nugatoria, es porque ha sido víctima de un engaño, en donde se busca faltar a la verdad sin que la persona pueda percatarse de ello de forma directa y clara”. ¿Qué querrá decir el jurídico cuando expresa “Nos permitimos dar alcance a su solicitud de la referencia haciéndole la siguiente precisión
que hacen nugatorio su respuesta”?