La superintendente, Natasha Avendaño, presentó los alcances de esta nueva delegada y anunció mayor presencia en las regiones con la creación de dos nuevas direcciones territoriales, durante un Facebook Live realizado este 19 de abril.

La nueva delegada asume funciones de inspección, vigilancia y control para hacer más ágil y eficiente la defensa de los usuarios y atender fallas en la prestación de los servicios públicos.

En 2020, la entidad impuso a prestadores multas por $1.528.710.000 por no responder oportuna o adecuadamente las reclamaciones de usuarios.

Bogotá D.C. abril de 2021

Con la nueva Superintendencia Delegada para la Protección al Usuario y la Gestión en Territorio, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios fortalece su esquema de supervisión técnica; y de atención y servicio al ciudadano en el territorio nacional.

Esta superintendencia delegada asumió las funciones de inspección, vigilancia y control señaladas en el Decreto 1369 de 2020, mediante el cual se reestructuró la entidad. Quedó a cargo de la defensa de los derechos de los usuarios, y de apoyar la gestión de la Superservicios para que las empresas de acueducto, alcantarillado, aseo, energía y gas presten adecuadamente estos servicios.

La superintendente, Natasha Avendaño García, explicó que “La Superintendencia Delegada para la Protección al Usuario y la Gestión en Territorio fue creada en 2020 como resultado de un proceso de fortalecimiento institucional y de modernización de nuestro modelo de operación que nos hace más eficientes. Dará apoyo directo en las regiones a nuestras otras dos superintendencias delegadas para Acueducto, Alcantarillado y Aseo; y para Energía y Gas; y con ello podremos reducir los tiempos de respuesta a la ciudadanía ante fallas en los servicios públicos o actuaciones irregulares de las empresas bajo nuestra vigilancia”. 

Igualmente, la nueva superintendencia delegada, a cargo de la abogada Bibiana Guerrero Peñarette, cuenta con más herramientas para imponer sanciones a las empresas que no respondan en forma oportuna y adecuada las quejas de los usuarios de los servicios públicos domiciliarios.

Por este concepto, en 2020, se impusieron multas por $1.528.710.000 a once empresas prestadoras: Electricaribe, EAAB de Bogotá, Casa Limpia, Codensa, Vanti, Rediba, Empresa Ibaguereña de Acueducto y Alcantarillado, Empresa Municipal de Servicios Públicos de Piedecuesta, Electrificadora de Santander, Aguas Kapital de Cúcuta, y Bogotá Limpia”, puntualizó la funcionaria.

La superintendente Avendaño García anunció también la creación de dos nuevas direcciones territoriales y la reorganización geográfica de las cinco actuales, todas adscritas a la nueva Superintendencia Delegada. El objetivo es mejorar la gestión de trámites y servicios al ciudadano, incrementar la presencia institucional, y agilizar la atención y solución de inconvenientes en la prestación de los servicios públicos en los territorios.

Las dos nuevas direcciones territoriales serán: Nororiente con sede en Montería y cobertura en Córdoba, Bolívar, Sucre y Cesar. Y Suroriente, en Neiva, para Huila, Meta, Tolima, Casanare, Caquetá, Putumayo Vichada, Guaviare, Guainía, Vaupés y Amazonas.

Las cinco territoriales existentes se reorganizaron así: Noroccidente, en Barranquilla, atenderá los departamentos de Atlántico, Magdalena, Guajira y el Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina. Centro, en Bogotá, conformada por el distrito capital y Cundinamarca. Oriente, en Bucaramanga, con acción en Santander, Boyacá, Norte de Santander y Arauca. Occidente, en Medellín, con cubrimiento en Antioquia, Chocó, Risaralda, Caldas y Quindío. Y Suroccidente, en Cali, para Valle del Cauca, Cauca y Nariño.

Estos y otros alcances del fortalecimiento institucional de la Superservicios fueron presentados por la superintendente durante la trasmisión de un Facebook Live (

” data-width=”auto” data-show-text=”false”>

/

), realizado en la tarde de este lunes.