En este 2021 el restaurante Hatsuhana cumple 34 años y su historia inicia de nuevo. Luego de un momento difícil de la gastronomía colombiana por cuenta de la pandemia, Hatsuhana logró una segunda oportunidad gracias a un grupo de inversionistas colombianos que decidió continuar con el legado que Tadashi Ono inició en abril de 1987.

Así, el restaurante Hatsuhana abre sus puertas con la misma planta de 14 empleados en cocina y servicio, quienes continúan trabajando para ofrecer una propuesta gastronómica de tradición y diversidad japonesa.

De acuerdo con Adriana Cerquera, gerente del restaurante “decidimos tomar el riesgo de darle continuidad a la historia del Restaurante, conocíamos su tradición la cual no queríamos que desapareciera y estamos muy felices de darle nuevos aires a Hatsuhana. Traemos nuevas ideas que iremos introduciendo poco a poco en cuanto a la carta y al diseño del lugar para entregar a nuestros clientes la mejor experiencia gastronómica en Bogotá, esto sin cambiar la esencia de la comida japonesa que siempre ha caracterizado a Hatsuhana”.

“Nos complace escuchar los comentarios de los clientes, quienes nos expresan su emoción por regresar a disfrutar de la excelente comida japonesa que ofrecemos. Muchos coinciden en que definitivamente el restaurante necesitaba una renovación y la nueva vibra que perciben junto a los cambios del lugar les agrada muchísimo”. Comenta Cerquera.

NUEVOS AIRES 

El restaurante cuenta ahora con 13 salas en donde se realizan los shows de cocina en vivo para la preparación del Teppanyaki, uno de los platos emblemáticos de Hatsuhana. Asimismo, está el salón donde se encuentra la variedad de sushi reconocido por su frescura y perfecta preparación con las verdaderas técnicas japonesas.

Otra de las propuestas que tiene el restaurante Hatsuhana son experiencias gastronómicas para la familia o amigos que quieren reunirse y compartir, de forma segura, momentos únicos y muy especiales. Para esto, se ha dispuesto de 3 salones especiales, en los cuales se pueden tener grupos de 10 a 20 personas.

En el área del jardín, se hizo una renovación a los kioskos, quedando comunicados entre sí y como detalle un biombo de madera que da un toque de naturalidad y permite, a la vez, separar los dos espacios. En este sitio, también hay servicio al aire libre donde se puede disfrutar de una deliciosa comida rodeado de naturaleza.

Otro de los lugares predilectos de Hatsuhana es el bar, un lugar excepcional en donde los clientes pueden disfrutar de cervezas y licores japoneses como el shochu, cocteles o el inigualable sake, mientras esperan para cenar.

LAS TRADICIONES DEL JAPON EN COLOMBIA     

En cuanto al ambiente, Hatsuhana conserva su tradicional gong que anuncia la llegada de los comensales al restaurante. Las esculturas propias de la cultura oriental como el Maneki-neko (招き猫), también conocido como gato de la suerte o gato de la fortuna, hacen parte del inmobiliario del lugar.

Entre tanto, el muñeco daruma que simboliza la perseverancia, el esfuerzo y la consecución del objetivo impuesto, sigue vigilante para superar las adversidades y recuperarse de la mala suerte. Además, sin importar lo mucho que se mueva nunca se cae.

Hatsuhana está abierto de lunes a sábado a partir de las 12 del día hasta las 10 de la noche; los domingos y festivos, el servicio cierra a las 5 de la tarde. Tiene parqueadero vigilado. El restaurante cuenta con todos los protocolos y medidas de seguridad necesarias para cuidar la salud de sus clientes desde el momento de la llegada.

Para mayor información y reservas podrá comunicarse al teléfono 6103056 – 3102307949 – 3122130768 o por la página web https://hatsuhana.com.co/reservas/