El presidente de China, Xi Jinping, llamó a la unidad internacional en la lucha contra el cambio climático para dejar un mundo “limpio y bonito a las futuras generaciones”.

“Tengo confianza en que, siempre y cuando nos unamos en nuestros propósitos e iniciativas, triunfaremos ante los desafíos globales del clima y el entorno”, indicó Xi en su discurso, pronunciado durante una cumbre virtual organizada por Estados Unidos sobre el cambio climático en la que participaron 40 líderes internacionales.

Si bien el también secretario general del Partido Comunista de China (PCCh) reclamó unidad, lo hizo de nuevo en torno a la idea del “multilateralismo”, con arreglo a la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático, el Acuerdo de París y la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Xi habló de responsabilidades “comunes pero diferenciadas” en la esfera internacional, reclamando “reconocimiento total” a la contribución de los países en desarrollo a la acción contra el cambio climático y, al mismo tiempo, pidiendo que se tengan en cuenta sus “dificultades y preocupaciones particulares”.

Al mismo tiempo, reclamó a los países desarrollados que “aumenten su ambición” en materia de protección ambiental y que ayuden a las naciones menos favorecidas a “acelerar la transición hacia un desarrollo verde y bajo en carbono”.

Tras tratar la contribución de los diferentes países a la cuestión que centró la cumbre, el presidente chino quiso subrayar los “esfuerzos extraordinariamente duros” que la nación que dirige deberá llevar a cabo para conseguir pasar del pico de emisiones de carbono a la neutralidad de emisiones en un “período mucho más corto de lo que le llevaría a muchos países desarrollados”.

Xi ya había anunciado anteriormente objetivos al respecto: alcanzar en 2030 el pico de emisiones de carbono y en 2060, la neutralidad de emisiones.

El líder chino prometió que su Gobierno “limitará de forma estricta” el aumento en el consumo de carbón durante el período del actual plan quinquenal (2021-2025) y que lo “reducirá” durante el siguiente lustro.

La Administración Nacional de Energía (NEA) publicó hoy un documento en el que se fija el objetivo de reducir por debajo del 56 % la parte de energía que se genera en el país a partir de carbón desde el 56,8 % de 2020.

Entre las reclamaciones de Xi durante su discurso también destacaron una llamada a impulsar el desarrollo económico “verde” -“Proteger el medio ambiente es proteger la productividad, y mejorarlo es impulsar la productividad”, dijo- y también el énfasis en centrar las políticas ambientales “en la gente” y en “nuestra responsabilidad para con las futuras generaciones”.

“China desea trabajar con la comunidad internacional, incluyendo a los Estados Unidos, para impulsar conjuntamente la gobernanza medioambiental a nivel global”, agregó el jefe de Estado chino.

Yahoo Noticias Agencia EFE Foto internet EFE