La Comercializadora Internacional Unibán presentó los avances de las buenas prácticas que se ejecutan en los procesos de producción en Urabá y Magdalena respecto del tratamiento de agua.

Esta y otras acciones contribuyen a la reducción de la huella ambiental, así como a la sostenibilidad de la compañía y a su vez de las regiones donde opera.

“Desde Unibán, en compañía de nuestros productores, hemos venido adelantando diversas acciones como la socialización del Manual Técnico de Calidad del Agua en las plantas de tratamiento y recirculación, un logro importante de la compañía para garantizar la calidad de las frutas en las fincas, así como la inocuidad, sostenibilidad y cumplimiento de las certificaciones que ayuden a mantener un uso eficiente del agua, de los vertimientos, tasas y Buenas Prácticas Agropecuarias (BPA), en función de la reducción de costos”, afirmó el director de asuntos institucionales de Unibán, Carlos Pinilla Gallego.

Por su parte, el jefe de calidad banano, Juan Felipe Rojas Marín, aseguró que “dada la complejidad de las características físicas, químicas y microbiológicas del agua a tratar, así como de las fuentes de agua cruda y del manejo operativo, se hace necesario implementar mejoras en los sistemas de tratamiento de las plantas de recirculación que se tienen en las fincas y en este sentido, implementamos un manual para orientar el manejo adecuado del preciado líquido”.

El documento en mención tiene como objetivo establecer los criterios técnicos que orienten al personal encargado de operar, inspeccionar y hacer seguimiento a las plantas de tratamiento y recirculación en las fincas productoras y está compuesto por varios módulos que entregan herramientas teórico – prácticas para la buena ejecución de las actividades de lavado y manipulación de las frutas y la no contaminación ambiental por vertimientos.

Para este año, la compañía tiene planteado llegar al 100% de las fincas en Urabá y avanzar significativamente en Santa Marta, realizando planes diagnósticos y de análisis sobre las actividades que se desarrollan en estos territorios.

Un ejemplo de los avances presentados por la compañía, se evidencian en la finca Agrícola Pangordito S.A.S., en Apartadó, donde iniciaron la construcción de su planta de tratamiento de aguas, poniendo en práctica los procesos del Manual Técnico de Calidad del Agua.

“Hemos sentido el apoyo de la compañía para cumplir con sus exigencias y el acompañamiento permanente para crecer y mantener la calidad del producto que comercializamos. La implementación de este manual no solo está direccionada al cumplimiento de las normas y certificaciones que nos permiten exportar la fruta a los diferentes mercados, sino que trae una mejora al proceso, que disminuye los problemas del látex, contaminación medioambiental y uso excesivo del agua”, expresó el productor de Agrícola Pangordito S.A.S., Carlos García.