La ceremonia en la que será beatificado el venezolano José Gregorio Hernández, que se celebrará el próximo viernes, será “muy austera” y “muy sobria” debido a la pandemia pero “prevalecerá la espiritualidad”, explicaron este miércoles los organizadores.

“Será una ceremonia muy austera, muy sobria, donde prevalecerá la espiritualidad que tanto necesitamos en este momento”, dijo en una rueda de prensa la coordinadora general de la comisión nacional para la beatificación de José Gregorio Hernández, Albe Pérez.

Aseguró que la organización sigue “estando a merced de la evolución de la pandemia de covid-19”, tanto en Venezuela como en el mundo, razón por la que el acto tendrá lugar en el colegio La Salle de Caracas, en lugar de en el estadio de la Universidad Central de Venezuela (UCV), previsto inicialmente.

Debido a eso, han “tenido que ajustar de manera muy estricta la presencia de quienes asistirán a la ceremonia”, explicó Pérez, quien aclaró que, además del clero, acudirán varios familiares del doctor Hernández y la niña Yaxury Solórzano cuya curación fue certificada como un milagro por El Vaticano y permitió la beatificación.

También acudirá su madre, los médicos que la trataron, un grupo de personas de la pequeña localidad andina de Isnotú, donde nació José Gregorio, así como algunos parientes del llamado “médico de los pobres” que viven en Caracas.

UN BUEN MOMENTO

Pese a la pandemia, Pérez celebró que se sea en este momento cuando se beatifique a José Gregorio Hernández, un hombre con millones de fieles en Venezuela más allá de la división política o religiosa -ya que es adorado por ciudadanos que no son católicos-, puesto que el país caribeño “necesita unión y reconciliación”.

“Venezuela, como nunca, necesita unión, reconciliación y reencuentro en torno a una figura y no hay, probablemente, una figura más oportuna en este momento, además de pandemia, que José Gregorio Hernández”, dijo Pérez acerca del doctor que falleció en 1919 y formó parte del comité médico que atendió la pandemia de gripe española.

La coordinadora de la comisión subrayó que Hernández fue “un médico que dedicó su vida al servicio de los mas necesitados” y “un científico que dedico también muchísimo tiempo de investigación” para ofrecer a la soluciones a la Venezuela de entonces, “sumida en una profunda crisis social, política y económica”.

Por su parte, el obispo de Guarenas, Tulio Ramírez, vicepostulador de la Causa de Beatificación y Canonización del doctor Hernández, detalló que el acto tendrá un carácter litúrgico y estará presidido por el nuncio apostólico, Aldo Giordano.

El Vaticano informó este miércoles que el secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, no podrá viajar a Caracas para oficiar la beatificación de José Gregorio Hernández, debido a la expansión de la pandemia.

DOS CARDENALES EN LA CEREMONIA

Al lado de Giordano, estarán el cardenal venezolano Baltazar Porras y el también cardenal Jorge Urosa, arzobispo emérito de Caracas.

Durante el acto, prosiguió Ramírez, el cardenal Porras solicitará al representante del papa Francisco que José Gregorio Hernández sea beatificado.

Tras la solicitud, la postuladora, Silvia Correale, leerá parte de la biografía de José Gregorio “en relación a las virtudes humanas y cristianas” del futuro beato, explicó el obispo de Guarenas.

Posteriormente, el nuncio “leerá la carta apostólica” y “hará el nombramiento oficial de que José Gregorio es reconocido por la Iglesia como beato”.

Finalmente, “se develará la imagen de José Gregorio como signo de esperanza para todos los venezolanos”, finalizó el obispo.

Yahoo Noticias Agencia EFE Foto internet EFE