Mediante audiencia pública, en modalidad virtual, el director de la Corporación Autónoma Regional del Atlántico CRA, rindió cuentas de su gestión durante la vigencia 2020.

En su informe destaca un avance del 61.45% en relación con el Plan de Acción Institucional PAI 2020-2023 “Atlántico Sostenible y Resiliente”, resaltando importantes obras y proyectos, con un alto impacto ambiental en los municipios de su jurisdicción.

Jesús León Insignares, enfatizó en que los resultados que se alcanzaron fueron logros producto de un gran esfuerzo y compromiso de los colaboradores de la Corporación, pese a las limitaciones impuestas en todo el país, ante la llegada de la pandemia del covid-19 y que fueron ajenas a la voluntad institucional, las cuales obligaron a generar nuevas estrategias.

El informe de gestión de la vigencia 2020, presentado por el funcionario, se centró en las principales acciones ejecutadas en el Plan de Acción que contiene cinco líneas estratégicas: Sostenibilidad Hídrica, con un porcentaje de ejecución física del 67.22%, Sostenibilidad Natural, con un avance del 36%, Sostenibilidad Democrática, cuyo avance es del 19.25%, Sostenibilidad Sectorial, que presenta un avance del 86.40% y Sostenibilidad Institucional, que culminó con un avance del 88.78%.

En su primer año, el director de la máxima autoridad ambiental del Departamento, destacó en la línea de Sostenibilidad Hídrica, una de las más amplias, el aporte que hizo la Corporación de $28.147.395.001 que se realizó en esta vigencia para el proyecto del Distrito de Barranquilla consistente en la canalización de siete de los arroyos más peligrosos de la ciudad, así como el inicio de las obras de construcción de la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales –PTAR del municipio de Piojó, que beneficiará unos 2.454 habitantes de la población, con una inversión de $6.225 millones y de la PTAR Regional que beneficia los municipios de Sabanagrande, Santo Tomas y Palmar de Varela.

Además, se mencionaron en esta primera línea, las obras ejecutadas en el complejo de humedales de la zona oriental del Departamento, con el fin de garantizar la recuperación y sostenibilidad de los humedales.

Por otro lado, se resaltó la alianza con la Autoridad Nacional de Pesca y Acuicultura AUNAP y la Secretaría Departamental de Desarrollo Económico de la Gobernación del Atlántico, para impulsar la productividad del embalse El Guájaro, fomentando proyectos de ecoturismo, y de seguridad alimentaria con el repoblamiento con 12 millones de individuos de especies como Liza, Robalo, Lebranche y Sábalo.

Agregó que en cinco zonas de este cuerpo de agua también se contrató el dragado de 25.514,85 m3 de sedimentos, para mejorar sus condiciones hídricas.

Igualmente, recordó que en esta vigencia, el Consejo Directivo de la Corporación, aprobó la incorporación de recursos por más de $27.000 millones, provenientes de la Gobernación del Atlántico, para contratar las obras de Rehabilitación de los Distritos de Riego de los municipios de Santa Lucía y Repelón, como un proyecto estratégico en el marco del uso eficiente y sostenible del recurso hídrico en el Departamento, producto de una alianza entre instituciones sin precedentes en el Atlántico.

Otras de las acciones destacadas para la reducción del riesgo asociado al recurso hídrico, fueron la limpieza, recuperación ambiental y reconformación del cauce del arroyo “El Ciruelar” en el municipio de Baranoa, disminuyendo los altos niveles de sedimentación por la falta de limpieza en el cuerpo de agua, así como el avance en la canalización de 392 metros lineales en el arroyo El Salao del municipio de Soledad.

En cuanto a la línea de Sostenibilidad Natural, durante la vigencia 2020, se destacó, entre otras, el desarrollo e implementación de acciones de conservación y uso sostenible de especies amenazadas y priorizadas en el departamento del Atlántico, así como la implementación de una estrategia de educación y control de las especies invasoras y exóticas, a través de la sensibilización ambiental.

Así mismo, se llevó a cabo la actualización  y consolidación del inventario de flora y fauna silvestre (terrestre) del Atlántico y se implementó el primer Portafolio de Compensaciones de la región Caribe.

Al referirse a la línea de Sostenibilidad Democrática, León Insignares explicó que se cumplió con la asistencia a los 23 entes territoriales de su jurisdicción, para la inclusión de la educación ambiental en los Planes de Desarrollo Municipales, según lo dispuesto en la Ley 1549 de 2012. También, se capacitó a los municipios de Baranoa, Sabanagrande, Santo Tomás, Palmar de Varela y Manatí, en el funcionamiento y operatividad del Comité Interinstitucional de Educación Ambiental CIDEA.

En esta misma línea, expresó que se creó la Escuela de Educación Ambiental, como una herramienta de reflexión y actualización de contenidos educativo ambientales, realizando 26 talleres que beneficiaron a 821 personas, en temas como: Manejo adecuado de los residuos sólidos, Temáticas relacionadas a la salud ambiental, Biodiversidad, Caracol africano, Residuos posconsumo, entre otros.

Dentro de la línea de sostenibilidad sectorial, León Insignares, celebró la creación del Ecobloque Mallorquín, como frente institucional para darle seguimiento a las intervenciones realizadas en los bienes de uso público y generar las acciones orientadas a frenar las ocupaciones y rellenos en zonas aledañas a la Ciénaga de Mallorquín, recobrar las áreas invadidas e iniciar la recuperación ambiental del cuerpo de agua y sus alrededores, del cual es miembro la Corporación, junto con la Procuraduría General de la Nación, Alcaldía Distrital de Barranquilla, Barranquilla Verde, entre otras entidades.

También destacó las jornadas de asistencia técnica y jurídica realizada a los funcionarios de las diferentes alcaldías del departamento, para la incorporación de determinantes ambientales y del componente de gestión del riesgo y cambio climático en el ordenamiento de sus territorios.

Finalmente, se refirió a la línea de Fortalecimiento Institucional, manifestando que la Corporación recibió en esta vigencia y por quinto año consecutivo, la ratificación de su Sistema de Gestión de la Calidad por parte del Icontec, que además certificó a la C.R.A como una entidad biosegura, por el manejo a los protocolos de bioseguridad en la institución.