Según dice la Alcaldía Distrital, la adjudicación permitirá que nuevos andenes de la ciudad cuenten con mayor arborización, iluminación, integración de ciclovías y sendas peatonales para personas en condición de discapacidad.

Con el objetivo de brindarles espacio público a los peatones y zonas de parqueo organizadas a los conductores y demás usuarios de la vía, el Distrito de Barranquilla adjudicó la operación de Zonas de Estacionamiento Regulado-ZER- a un grupo empresarial con amplia experiencia, que permitirá a la ciudad contar con nuevos y espaciosos andenes.

El socio escogido cuenta con gran experiencia en la gestión de Zonas de Estacionamiento Reguladas, con operaciones en España y Ecuador, entre otros. Una de las empresas que forma parte del socio, Eysa, ha estado trabajando en operación de celdas de parqueo en vía desde 1983 en España, país vanguardia en estas iniciativas y registra más de 35.000 celdas operadas en Madrid, por ejemplo.

El gerente de Puerta Oro, Ricardo Vives, explicó: “Con esta iniciativa Barranquilla continúa apuntando a estándares internacionales. A la ciudad llegará un aliado con gran experiencia en procesos de operación de celdas para parqueo regulado inteligente, esto irá de la mano de la construcción de andenes amplios y seguros, iluminados, modernos, en los que podamos compartir de manera amigable el espacio para todos”.

Estos nuevos espacios en la ciudad, denominados Zonas de Estacionamiento Regulado-ZER-, contribuirán a un parqueo de vehículos en las vías públicas de manera organizada y, a su vez, permitirán la trasformación integral de los andenes.

Las celdas estarán equipadas, además, con aparatos tecnológicos conocidos como parquímetros, encargados de ordenar el proceso de forma segura y ágil. Asimismo, contarán con equipos de monitoreo y fiscalización electrónica que van a un circuito cerrado de televisión en las zonas intervenidas, aportando por un lado al mejoramiento de la seguridad vial y, por otro, a disuadir incluso las acciones delictivas.

El modelo de operación

Las Zonas de Estacionamiento Regulado, que ya han funcionado con éxito en ciudades como Madrid, Quito y Buenos Aires,  servirán como fuente de financiación para la construcción de andenes y recuperación de espacio público en Barranquilla. Con los recursos obtenidos, los ciudadanos pasarán a disfrutar de áreas arborizadas, iluminadas y organizadas, con adoquines, rampas y espacios para personas en condición de discapacidad.

A detalle, las ZER contribuirán al mejoramiento de aceras con la creación de ciclovías y sendas peatonales; la recuperación de espacios verdes, señalización de vías y cruces, además de la delimitación de paradas de transporte público, bahías amarillas para taxi, y bahías para cargue y descargue.

El operador adecuará las celdas con las plataformas tecnológicas, organizará su logística y ejercerá el control en las áreas establecidas, acciones que permitirán devolver el espacio público al peatón y asegurar que se respeten las zonas asignadas, tanto para los conductores como los transeúntes.

Asimismo, se recaudará una tarifa establecida de $2.500, aprobada por el Concejo de Barranquilla y presentada por la Agencia  Distrital de Infraestructura (ADI), recursos que cubrirán los costos de la operación y la financiación de la recuperación de los andenes. Con esto, Barranquilla garantizará recuperación de espacio público y ordenamiento en zonas de parqueo.

Cabe anotar que ningún cobro se aplicará hasta tanto no se construyan los andenes respectivos.

Los primeros espacios renovados llegarán al barrio El Prado y el Centro Histórico de la ciudad.

El proceso para la implementación de las ZER contó con la realización de grupos focales en los que participaron habitantes de la ciudad, personas en condición de discapacidad, conductores y arquitectos urbanistas. Esto significa que es una iniciativa integral, pensada en el beneficio de la ciudadanía.

Las Zonas de Estacionamiento Regulado son una de las iniciativas de la Alcaldía para convertir a Barranquilla en una ciudad inteligente, en la que cada uno de sus habitantes cuente con una excelente calidad de vida, sustentada en áreas cargadas de naturaleza, inclusión y organización.