Muchos menos manifestantes participaron el jueves en el segundo día consecutivo de las protestas convocadas por los sindicatos de Colombia contra un proyecto de reforma fiscal presentado por el Gobierno en el Congreso para aumentar los impuestos.

Las movilizaciones continuaron pese a una orden judicial y a los llamados de las autoridades para suspenderlas en momentos en que el país sudamericano de 50 millones de habitantes enfrenta la tercera ola de la pandemia de COVID-19 que tiene en alerta roja y al borde del colapso el sistema hospitalario.

El Ministerio de Salud reportó el jueves una cifra récord de 505 muertos en las últimas 24 horas con lo que el país acumuló 2,84 millones de casos positivos de coronavirus y 73.230 fallecidos.

“Después del majestuoso paro del 28 de abril, hoy continúan las movilizaciones pacíficas en todas las capitales del país exigiéndole al Gobierno Nacional el retiro del Congreso de la nefasta reforma tributaria”, dijo el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Francisco Maltés, durante una marcha en Bogotá, en un video compartido a periodistas.

Las autoridades militares y de policía reportaron bloqueos de carreteras cerca a Bogotá, y en el departamento del Valle del Cauca, en donde los manifestantes interrumpieron el tráfico de vehículos hacia Buenaventura, el principal puerto de Colombia sobre el Océano Pacífico. También hubo concentraciones y marchas en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Bucaramanga.

El número de manifestantes se redujo significativamente con respecto a las marchas del día anterior, que vieron a más de 10.000 personas participar en las protestas solo en Bogotá.

En las protestas del miércoles hubo incidentes de vandalismo que incluyeron ataques y saqueos a sucursales bancarias, supermercados, además de incendios de autobuses y estaciones de transporte público en ciudades como Bogotá, Medellín, Cali y Neiva.

Los hechos más violentos de la jornada previa se registraron en Cali, la tercera ciudad más poblada del país, en donde un hombre murió en confusos hechos en medio de un enfrentamiento con la policía que intentaba dispersar a los manifestantes.

Decenas de policías y civiles resultaron heridos durante las manifestaciones del miércoles en las que fueron capturadas más de 30 personas acusadas de actos de vandalismo.

El Gobierno del presidente Iván Duque anunció que está dispuesto a modificar a través de la concertación en el Congreso el proyecto de reforma tributaria que además de los sindicatos y las organizaciones sociales enfrenta el rechazo de la mayoría de los partidos políticos.

Yahoo Noticias Agencia Reuters Foto internet Reuters

(Reporte de Luis Jaime Acosta)