El Concejo Distrital enviará un documento al despacho de la Alcaldía de Santa Marta, que integrará las opiniones, testimonios y aportes de los ciudadanos en general y representantes de agremiaciones que participaron en la jornada de sesiones sobre el tema.

Durante tres días de sesiones virtuales del Concejo Distrital de Santa Marta, los ciudadanos samarios tomaron la palabra para opinar sobre las ‘Zonas Libres de Covid19’, iniciativa presentada en pasados días por los concejales Marta García, Ingrid Gómez y Juan Ruiz.

Dicho plan, proyecta inmunizar la totalidad de tres lugares de Santa Marta que presentan características de zonas comerciales, turísticas pero también residenciales. Dichos destinos son Taganga, Minca y Bonda. El objetivo primario, es una reapertura económica de los mismos bajo especiales medidas de bioseguridad, buscando que los ‘no contagiados’ pueda llevar una vida normal en estas áreas.

La jornada inició con la participación de líderes y residentes del sector de Taganga quienes expusieron su pensamiento sobre la viabilidad de convertir el corregimiento en una zona libre del virus. La mayoría de participantes estuvo de acuerdo, siempre y cuando se cumplieran ciertas condiciones, atendiendo el espacio como resguardo indígena.

“Propongo la creación del Sistema Indígena de Salud, la capacitación de nuestra población y el control de las vías de acceso. Queremos, si se da la iniciativa, que el Concejo nos garantice que dicha circular se vaya a cumplir” Ariel Daniels, Gobernador Cabildo Indígena de Taganga

“Lo que más preocupa es la piratería que se puede armar, ya que hay unos senderos por donde se puede acceder a Taganga. Ahí habría que ejercer control. La reactivación económica del corregimiento debe estar ligada con nuestra cultura ancestral”: Heriberto Vásquez, Líder Cultural.

Los representantes de Minca por su parte, expresaron haber tenido distintas iniciativas para proteger a la población, sin embargo, no recibieron ayuda estatal para solventar gastos de dispositivos de desinfección y personal de vigilias.

“No hemos recibido apoyo de las autoridades. Estamos preocupados por la situación económica ya que no está siendo sostenible. Auto financiamos un dispositivo de desinfección pero no pudimos sostenerlo. Con un poco de apoyo, aun fuera un éxito”: Gonzalo Tovar, Operador turístico.

Por su parte, los participantes de Bonda manifestaron estar cansados por lo poco que han sido escuchados de parte de los gobiernos local y nacional, planteando dudas relacionadas a las capacidades de mantener con contundencia un plan que exige muchos recursos para que se pueda gestar realmente como una zona libre de Covid19

“Faltan muchas cosas, incluso una policlínica y un centro de salud en San Isidro. Como Edil representante de la zona rural del nororiente expreso que las políticas públicas deben ser de lo rural a lo urbano y no a la inversa” Nilson Ramírez, edil Localidad Uno

Representantes de agremiaciones

La jornada en su última sesión, contó también con la participación de representantes de Cotelco, Camacol, Fenalco, Undeco y Cámara de Comercio, quienes alentaron a concejales y comunidad, a desarrollar alternativas conscientes que salven vidas y que también salven la economía.

“El golpe que ha recibido el sector productivo ha sido fuerte. Mi recomendación es hacer un trabajo para proteger la vida, pero también de promover la reactivación y el turismo. Taganga, Minca y Bonda le aportan mucho a la ciudad en materia económica”: Omar García, Director de Cotelco Magdalena

“Lo Público y lo Privado deben coexistir y accionarse en pro de solucionar adversidades. Debemos buscar rutas de desarrollo enfocadas en el bienestar colectivo. Como organización lo que nos motiva es desarrollar proyectos pertinentes por la ciudadanía”: Alfonso Lastra, Director de la Cámara de Comercio