Wall Street cerró el mes de abril con ganancias gracias a datos macroeconómicos y resultados trimestrales que apuntan a la recuperación en Estados Unidos, aunque persiste la inquietud por el alza de la inflación y empeoramiento de la crisis de la covid-19 en otros países.

El indicador más pujante del mes fue el Nasdaq, que ganó un 5,4 % acumulado y anotó su primer récord desde febrero al resurgir el interés por las empresas tecnológicas; seguido por el selectivo S&P 500, que se revalorizó un 5,2 %, y del Dow Jones de Industriales, un 2,7 %.

Abril ha dejado resultados dispares en las principales plazas europeas, con la mayor subida para Londres (3,82 %), París (3,33 %) y Madrid (2,74 %), leve ganancia para Fráncfort (0,85 %), y pérdidas para Milán (-2,06 %).

En el parqué neoyorquino, este mes ha marcado el ritmo una tanda de resultados trimestrales en la que las grandes tecnológicas han aumentado los beneficios y la mayoría de empresas han superado las expectativas, algunas de ellas volviendo a niveles de negocio previos a la pandemia.

El analista Ben Laidler, estratega de mercados globales de la plataforma eToro, señaló que los sectores con mejores resultados están siendo los de “cíclicos, energía, financieras y consumo discrecional”.

Los datos macroeconómicos han reflejado la recuperación en curso en EE.UU., con una expansión de la economía del 6,4 % anualizado en el primer trimestre que se atribuyó al empuje de los consumidores, apoyado en los enormes estímulos fiscales y monetarios lanzados tras la crisis del coronavirus.

El nuevo paquete de estímulo del presidente Joe Biden, el “Plan de las Familias Americanas”, que supondrá un gasto de 1,8 billones de dólares para bienestar social, inicialmente sembró temor por las subidas de impuestos para los contribuyentes con altos ingresos, pero al final pareció acogerse con optimismo en el mercado.

Entre las sombras que planean sobre Wall Street están el alza en la inflación, aunque la Reserva Federal trata de calmar los temores considerándola transitoria, y el empeoramiento de la situación sanitaria en países como la India o Brasil, que amenazan con variantes de covid-19 que podrían entorpecer el progreso en las vacunaciones en todo el mundo.

EE.UU. ha inmunizado a más de un tercio de su población y avanza hacia la vuelta a la normalidad ante un verano en el que los economistas tienen expectativas de más viajes y gasto, con el principal ejemplo en Nueva York, emblema turístico y antiguo epicentro de la pandemia en el país, que prevé una reapertura total a principios de julio.

En el mercado de deuda, el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años, estándar, parece haberse estabilizado este mes, comenzando en el 1,679 % y finalizando en torno al 1,630 % tras una subida incesante en el último año.

En cuanto al mercado petrolero, el West Texas Intermediate (WTI), referente en EE.UU., se ha revalorizado un 7 % hasta 63,6 dólares, aunque analistas como Ed Moya, de la firma Oanda, señalan que podría estabilizarse “hasta que India, Brasil y Japón empiecen a situarse al otro lado de sus respectivas olas de covid”.

Yahoo Noticias Agencia EFE Foto internet