Hasta un total de 9.500 espectadores podrán asistir en directo el próximo 26 de mayo a la final de la Liga Europa que se disputará en el estadio de Gdansk (Polonia), según anunció este lunes la UEFA.

“Las autoridades polacas han confirmado a la UEFA una capacidad del 25 por ciento del estadio o hasta un máximo de 9.500 espectadores”, señaló la UEFA a través de un comunicado.

El organismo rector del fútbol europeo desveló que los aficionados extranjeros que viajen hasta Gdansk “deberán cumplir con los requisitos y restricciones de entrada al país vigentes en el momento de la final”, ya que como recalcó “la posesión de una entrada no otorgará ningún tipo de exención”.

En este sentido, la UEFA advirtió el acceso al estadio se realizará bajo los términos de la “legislación local”, que se “confirmará” esta semana y que “podría incluir la necesidad de una prueba de vacunación o el resultado negativo en la prueba COVID-19”

En el caso de que las autoridades polacas anuncien una posterior reducción de la capacidad del estadio, la UEFA reembolsará el precio total de la entrada a los compradores seleccionados.

De las 9.500 entradas disponibles, cada equipo finalista recibirá 2.000 localidades, mientras que otras 2.000 serán puestas a la venta al público general a través de UEFA.com. Las entradas restantes se asignan al comité organizador local, la UEFA y las federaciones nacionales, así como a los socios comerciales y compañías de radiodifusión.

Las entradas, que podrán adquirirse desde este lunes hasta el próximo 7 de mayo, tendrán un precio que irá desde los 40 euros de las localidades más baratas a los 130 de las más caras.

Cada aficionado podrá solicitar un máximo de dos entradas, que serán designadas a través de un sorteo.

Yahoo Noticias Agencia EFE Foto internet EFE