La transformación digital es un factor que impulsa la economía de Latinoamérica y los centros de datos de coubicaciones son elementos fundamentales en esta estrategia, con un efecto directo en el PIB regional.

De acuerdo con un estudio publicado en 2020 por IDC Latin America, el 40% del PIB de la región consistirá en negocios digitales para el año 2022. Esto exigirá un gasto de TI de hasta $460 mil millones.

De este total, el 35% será invertido en soluciones de computación en la nube. Un estudio del instituto de investigación, Aritzon, también realizado en 2020, corrobora esta tendencia. La compañía señala que, para 2026, el mercado de los centros de datos en Latinoamérica alcanzará los $780.000 millones.

Donde hay negocios digitales, hay también centros de datos de coubicaciones, el segmento más próspero en el espacio de la infraestructura digital crítica. De acuerdo con Data Center Map, hoy existen más de 150 centros de datos de coubicaciones en funcionamiento, desde México hasta la región sur de Sudamérica.

Un centro de datos que ofrece servicios de coubicaciones les ofrece a sus clientes un espacio exclusivo con toda la infraestructura para recibir los racks de hosting con servidores, routers y demás de la compañía usuaria. Esta infraestructura incluye soluciones energéticas, sistemas térmicos y software de monitoreo ambiental, los cuales

son tecnologías vitales para la continuidad de las operaciones de los centros de datos. 

Los sitios de hiperescala llegan a Chile, Colombia y México

Los centros de datos de hiperescala operados en el modelo de coubicaciones hospedan a los más grandes proveedores de la nube en el planeta. La demanda de espacio en estos centros de datos es tal que, en algunos casos, exige la construcción de enormes obras de aproximadamente 5.000 metros cuadrados. De acuerdo con AFCOM, la asociación estadounidense de profesionales de centros de datos, estos son grandes centros de datos de hiperescala. Los mega sitios tienen hasta 22.000 metros cuadrados. En Latinoamérica el movimiento de expansión de los centros de datos de coubicaciones a hiperescala inició en Brasil y, a lo largo de 2020, avanzó hacia Chile, Colombia y Argentina, y continúa con la construcción de unidades en otros países latinoamericanos, como México.

Muchos centros de datos pertenecen a grandes compañías que desean asegurar la consistencia de su infraestructura en toda Latinoamérica. Estos proveedores de servicios están certificados como nivel Tier IV o Tier III. Las certificaciones de Uptime Institute son el estándar para el mercado mundial de proyectos, construcción y operación de centros de datos. Los niveles Tier se ajustan a las necesidades del negocio, con niveles más altos requeridos por la infraestructura para proporcionar mayor redundancia y tolerancia a fallos. Conservar estos sellos requiere una gestión excelente y continua, independientemente de dónde esté instalado el centro de datos de coubicaciones a hiperescala.

La demanda de procesos homogéneos y de alta disponibilidad por parte de la industria de centro de datos de Latinoamérica está llevando a los grandes sitios de coubicaciones de la región a requerir una perspectiva regional, y no local, de sus proveedores en relación con su infraestructura crítica. El ritmo de expansión de este tipo de obra es tan rápido que algunos proveedores están remodelando sus procesos internos con el propósito de desempeñarse plenamente como una compañía centrada en el cliente. En este modelo, todos los equipos internos —de ingeniería, proyectos, logística, servicios, finanzas y recursos humanos— tienen un único enfoque: anticipar y resolver las necesidades actuales y futuras de los centros de datos de coubicaciones, un entorno en constante evolución. 

Los ISP y los operadores de telecomunicaciones también compiten por este mercado

En los últimos años, los centros de datos de coubicaciones de distintos tamaños, implementados por proveedores de telecomunicaciones e ISP (proveedores de servicios de Internet) también se están multiplicando. Cabe señalar que un sitio de coubicaciones hoy considerado pequeño es cuatro veces más grande que lo que fue un centro de datos de coubicaciones pequeño diez años atrás.

La creciente adopción de soluciones de computación en el borde en Latinoamérica contribuirá al número de centros de datos de coubicaciones que aumenta aún más. De acuerdo con el estudio El Centro de datos de 2025: Más cerca del borde de la red, llevado a cabo en 2019 por Vertiv y basado en las entrevistas de 800 gerentes de centros de datos, se espera que el número de sitios de computación en el borde crezca un 226% para el año 2025 (datos a nivel mundial). Con el desarrollo de las redes 5G y el crecimiento en la demanda de procesamiento de datos cerca del punto de consumo de datos, esta expansión será aún mayor. Para finales de esta década, se prevé la existencia de miles de estos centros en Latinoamérica. 

São Paulo, Río de Janeiro, Buenos Aires y la Ciudad de México son los centros regionales

En términos de geografía, la expansión de los centros de datos de coubicaciones se puede ver en todas las regiones. La presencia de estos centros de datos es una realidad en Brasil desde hace varios años —65 sitios, de acuerdo con Data Center Map. Recientemente, países como Perú, Uruguay y Paraguay también están trabajando en proyectos de coubicaciones. Un estudio de Equinix, publicado en abril de 2020, muestra que en las ciudades latinoamericanas, el 90% de los datos procesados por sus centros de datos de coubicaciones en la región pasan por São Paulo, Río de Janeiro, Buenos Aires y la Ciudad de México.

La expansión de centros de datos de coubicaciones en Latinoamérica sigue enfrentándose a desafíos. La competitividad de estas compañías depende cada vez más de la optimización del consumo energético. Un estudio realizado por el gobierno de EE.UU.. en 2016 demostró que los centros de datos fueron responsables del 1% del consumo total de energía eléctrica en ese país.

Según una encuesta llevada a cabo por Uptime Institute, la electricidad representó hasta un 44% de los gastos operativos de un centro de datos. Para los sitios de coubicaciones, la eficiencia energética desempeña un papel esencial en la fijación de precios competitivos de servicios. Los sistemas térmicos y de infraestructura crítica avanzados son parte de la solución para la eficiencia. Las opciones de eficiencia térmica que están ganando acogida incluyen los enfriadores por evaporación y las soluciones que utilizan enfriamiento de agua y aire simultáneamente. Estas nuevas tecnologías han venido adoptándose cada vez más por centros de datos de coubicaciones en Brasil, Chile y Colombia.

Debido al elevado costo que implica la construcción y operación de los centros de datos, existe una creciente demanda de centros de datos prefabricados, diseñados, ensamblados y probados en Brasil, y exportados a países de la región. Los centros de datos prefabricados reducen el tiempo entre el diseño y la implementación a 4-5 meses, lo cual mejora el rendimiento de la inversión de estos proyectos. 

La optimización continua: un desafío del centro de datos de coubicaciones

Otro gran desafío es la optimización de la infraestructura crítica del centro de datos de coubicaciones. Nuestra región cuenta con equipos de profesionales capacitados y certificados en las buenas prácticas para proyectos y gestión de centros de datos —expertos que ya respaldan docenas de centros de datos de coubicaciones en diversos países. Brasil, Chile, Colombia, México y Argentina, entre otros países, confían en estos profesionales calificados, quienes colaboran y comparten conocimiento.

Todos los centros de datos son fundamentales y el centro de datos es decisivo para el éxito de miles de empresas latinoamericanas. Es esencial que, en 2021, estos centros avancen en términos de disponibilidad, conectividad y eficiencia energética. Esto determinará el futuro de la economía digital de nuestra región.

Por Anderson Quirino, Líder equipo de ventas de Vertiv en Latinoamérica

Acerca del autor  

Anderson Quirino es responsable de dirigir el equipo de ventas de la compañía en Latinoamérica. Quirino se unió a Vertiv en 2011. Graduado en Ingeniería Eléctrica/Telecomunicaciones por la Universidade Cidade de São Paulo y postgraduado por la Instituição Mackenzie, Quirino también tiene una Maestría en Administración de Empresas por la Fundação Getúlio Vargas.