Al terminar la primera reunión en la Casa de Nariño alrededor del Diálogo Nacional impulsado por el gobierno para impulsar una salida a la actual situación de crisis colombiana, los distintos actores públicos y privados hicieron un llamado a poner fin a todo acto de violencia en el país.

Luego de la primera fase de conversaciones fue emitida la siguiente declaración:

Las Instituciones del Estado, los representantes de los gremios económicos y productivos, la Asociación Colombiana de Universidades, los Rectores del Sistema Universitario Estatal, la Red de Instituciones Técnicas y Tecnológicas y algunas organizaciones estudiantiles, la Confederación Nacional de Acción Comunal, así como las asociaciones de Gobernadores y Alcaldes, quienes participamos de manera virtual y presencialmente, manifestamos que:

1. Insistimos en la necesidad inmediata de poner fin a todos los actos de violencia.

2. Valoramos las manifestaciones pacíficas respetuosas de la Constitución y la Ley. Rechazamos la violencia, el terrorismo, el vandalismo y las vías de hecho.

3. Respaldamos al Gobierno Nacional y a toda la institucionalidad del Estado, al igual que a la fuerza pública en el marco del respeto a los derechos humanos, que incluyen garantías para el trabajo, la movilidad, la educación y la salud, en momentos en que la pandemia sigue siendo una amenaza para todos.

4. La reactivación económica del país, iniciando por el empleo, el desarrollo económico y la estabilidad financiera, es una prioridad, al igual que avanzar en la vacunación masiva y los programas de equidad, como el ingreso solidario y la matrícula cero, entre otros.

5. Respaldamos el proceso de los diversos encuentros y diálogos con todas las fuerzas vivas de nuestro país para escucharnos, avanzando en acuerdos sobre los temas fundamentales que hoy necesita nuestro país.

6. Seguiremos impulsando, construyendo y apoyando, en el marco de nuestra democracia, una agenda de equidad para alcanzar una sociedad más justa e igualitaria.