Las lluvias continuarán en gran parte del país durante el mes de mayo, especialmente en los primeros quince días, así lo señaló el Ideam, quien de manera rigurosa ha venido haciendo los diferentes pronósticos que permiten activar las alertas en las diferentes regiones e implementar acciones preventivas.

Las lluvias más predominantes, señala la entidad técnica del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo, se verán en los departamentos de Antioquia, los Santanderes, Boyacá, Cundinamarca, el Eje Cafetero, Tolima y Huila, esto en la región Andina.

Así mismo, Cauca, Nariño y Valle del Cauca en el Pacífico sentirán el aumento de las precipitaciones, al igual que en la región Caribe zonas del sur de La Guajira, Cesar, Magdalena, Bolívar, Córdoba y Sucre. Las regiones Amazónica y de la Orinoquia presentarán lluvias también en Guainía, Guaviare, Vaupés, Amazonas, Caquetá, Putumayo Arauca y Casanare y en varios sectores de Meta y oriente de Vichada.

Es importante recordar que la 1ª Temporada de Lluvias se extenderá hasta el mes de junio y aunque se han vuelto a presentar días soleados en algunas zonas del país, las precipitaciones se mantendrán y en varias regiones (Andina y Pacifica) con aumento de hasta un 40% con respecto a años anteriores, esto por cuenta del fenómeno La Niña.

Las lluvias desde el 1 de marzo y hasta la fecha, 7 de mayo, que es lo que va corrido de la 1ª Temporada de Lluvias, han registrado 740 eventos en 386 municipios de 27 departamentos del país, lo que ha afectado a más de 22.000 familias.

Antioquia, Cundinamarca, Huila, Nariño y Norte de Santander han sido los departamentos que se han visto con mayor cantidad de municipios afectados por esta 1ª Temporada de Lluvias. Así mismo, en materia de infraestructura, 11.342 viviendas han tenido averías y otras 239 han sido destruidas.

Las recomendaciones siguen vigentes, desde la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres –UNGRD, se hace un llamado a los alcaldes y gobernadores de todas las regiones del país a seguir con sus protocolos activos y no bajar la guardia.

Los territorios deben implementen medidas para identificar las zonas de mayor riesgo para las comunidades, así como Sistemas de Alerta Temprana y mecanismos de alertas comunitarias en ríos y quebradas con mayor riesgo de avenidas torrenciales y crecientes súbitas. También deben realizar el monitoreo de vías que sean susceptibles a presentar eventos de movimientos en masa (deslizamientos).

La comunidad también debe acatar las recomendaciones, siendo la más importante de ellas la NO exposición en ríos, quebradas y zonas de ladera. Así mismo, se deben conocer cuáles son las zonas de mayor riesgo ante crecientes y deslizamientos. Si por ejemplo se está cerca de un río o canal estar atento a los cambios que este presente e informarlos a las autoridades.

Al respecto de otros eventos asociados a las lluvias como los vendavaleso precipitaciones muy fuertes, es necesario que se aseguren techos y tejados; limpiar las canaletas que permitan que circulen siempre las aguas lluvia y evitar así inundaciones, así mismo no desviar ni taponar caños o desagües y finalmente tener siempre a la mano y conocer los números de los organismos de socorro y de las entidades del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo.